Cultura y contracultura (73 / Julio - Agosto 1984)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 73 Julio - Agosto 1984

Cultura y contracultura

Es evidente que las formas de penetración cultural cambian de carácter en el tiempo y en el espacio. Las series de televisión, las tiras cómicas, y en general, todos los productos que circulan en América Latina, varian sus mensajes que van desde el ideal del consumo a la propugnación del retorno a las virtudes tradicionales.

Análisis de coyuntura

El Salvador: Intervención o negociación

La administración Reagan ha estado cabalgando tres caballos al mismo tiempo en su política centroamericana: la ayuda a la \"contra\" nicaragüense, la militarización de Honduras y las elecciones en El Salvador con su favorito José Napoleón Duarte. Fracasos relativos han sido la no aprobación por el Congreso de los Estados Unidos, en cuatro votaciones, de la ayuda encubierta a la \"contra\" y los cambios militares acaecidos dentro del ejército hondureño. Un relativo éxito dentro del desarrollo de los acontecimientos políticos en el área centroamericana para la administración Reagan, fue la elección del candidato demócrata cristiano José Napoleón Duarte a la presidencia de El Salvador, el 6 de mayo de 1984. Los resultados no sorprendieron a nadie; todos sabían que la administración apoyaba fuertemente a Duarte y nadie puede acusar a la CIA de timidez en su participación en las elecciones salvadoreñas. En esa ocasión, fue el líder de la ultraderecha republicana, el senador Jesse Helms de Carolina del Norte, el que acusó a la CIA de ayudar encubiertamente al partido de Napoleón Duarte. Las elecciones presidenciales, en efecto, significaron un esfuerzo sofisticado de la administración - desde ayudar al candidato demócrata cristiano, hasta establecer las reglas del juego en una ley electoral - para convencer al Congreso y a la opinión pública de que los Estados Unidos están apoyando la democracia en la región.

Haití: Nuevas etapas de la resistencia popular

En los últimos meses se han dado en Haití importantes episodios de resistencia y lucha que marcan una nueva etapa en la larga y difícil marcha de ese pueblo para su liberación. Los hechos empezaron el 23 de mayo pasado cuando las poblaciones de los barrios populares de Gonaives, en airada protesta contra la arbitrariedad de un policía, se enfrentaron a las fuerzas represivas locales y luego a los refuerzos mandados en helicóptero desde la capital. Tres días después, se efectuaron masivas manifestaciones en la segunda ciudad del país, Cap-Haitien. Allí, miles de ciudadanos procedentes de los barrios populares invadieron el centro de la urbe al canto de una marcha del período de la guerra de independencia. En ambos lugares, las fuerzas represivas intervinieron disparando contra el pueblo con saldo de muertos y un número indefinido de heridos, aun cuando la magnitud de la movilización popular sorprendió y frenó la mano asesina de la dictadura.

Paraguay: Un país hipotecado

Con el golpe de estado del general Alfredo Stroessnel el 4 de mayo de 1954, para asumir el gobierno el 15 de agosto de ese mismo año - en el clima propicio de la guerra fría promovido por EE.UU - se inició en Paraguay una sangrienta represión y una descarada penetración, por agentes de la dictadura, en las direcciones de los sindicatos y las organizaciones políticas. Paralelamente se inició también la era de la entrega de las principales riquezas del país a las grandes empresas extranjeras, en especial norteamericanas. En una palabra, la era de la corrupción oficializada. Sin embargo, la mayoría de los resúmenes anuales económicos elaborados por organismos financieros como el Banco Mundial, al referirse al Paraguay lo señalan como un país con \"alta estabilidad política\", lo que en el idioma de las finanzas significa terreno seguro para el capital extranjero.

Perú: Concertación o violencia

El Perú atraviesa una difícil circunstancia política. A las penosas consecuencias sociales de la crisis económica se suma, desde hace cuatro años, la acción terrorista de Sendero Luminoso incrementada en los meses de julio y agosto últimos. Al momento de escribir este artículo (mediados de agosto de 1984), la espiral de la violencia en el Perú se expresa en los asesinatos de Saúl Muñoz, alcalde de la ciudad de Huancayo, y Jesús Oropeza, dirigente campesino de la Confederación Nacional Agraria, ambos miembros del bloque político Izquierda Unida. Presumiblemente, la primera desaparición puede imputarse a Sendero Luminoso, la segunda, prácticamente sin duda, a las fuerzas policiales.

Libros y autores

No a la recesión y al desempleo

Celso Furtado Editora Paz e Terra, Río de Janeiro, Brasil, 1984, 110 pp. Este opúsculo reúne seis valiosos trabajos de Furtado sobre el problema de la deuda externa brasileña, la más grande del mundo. El autor asume un tono beligerante de denuncia frente a las propuestas recesivas del FMI, planteando la necesidad de retomar la libertad de acción para la economía de su país. Sostiene la necesidad de una declaración unilateral de moratoria como acto de soberanía frente a acreedores no soberanos (p. 19). Sobrepasando las estrategias de renegociación proclama la necesidad de ruptura con el Fondo Monetario: "Desde nuestro punto de vista, la única cosa cierta es que los bancos van a imponer condiciones draconianas para refinanciarnos, al mismo tiempo impidiéndonos, por todos los medios, ejercer nuestro derecho soberano de declarar la moratoria y recuperar la libertad de acción" (p. 20).

Política-Economía-Cultura

Argentina y Brasil: Redemocratización y poder militar

El análisis de las respectivas secuencias históricas en ambos países, sus particulares realidades y el desempeño diferencial de los actores relevantes, tanto civiles como militares, permite concluir que la actual coyuntura argentina, dado el total fracaso de la gestión militar iniciada en 1976, sus características marcadamente totalitarias y las graves responsabilidades por los llamados "excesos de la guerra sucia deslegitimó la presencia militar, tanto en el gobierno como en el desempeño de una eventual tutoría expectante y amenazadora. A l gobierno de Alfonsin se le presenta así una inédita oportunidad de encuadrar a las fuerzas armadas en sus funciones específicas y subordinadas a los poderes constitucionales. En Brasil, la situación no permite implementar soluciones desemejante profundidad. Durante los ya 20 años transcurridos desde el golpe del 64, los militares administraron un cuadro de alianzas político-económicas, con el aporte de una tecnocracia de cierta competencia que les permitió, por un lado, mantener una fachada de legalidad e institucionalidad, e impulsar, por otro, el crecimiento de la economía, no obstante sus características de fuerte injusticia social. Eso les dio espacio para gradualizar la redemocratización del país, evitando la posibilidad de generar demandas "revanchistas" y desestabilizadoras de su poder. La negociación moderada y habilidosa es, por tanto, la estrategia que la opossición implementa para mejorar la relación de fuerzas que conduzca a una más efectiva democracia.

De la ruptura de Althusser con el marxismo

El autor analiza el antihumanismo "teórico" y el estatuto de ciencia conferido al marxismo por Althusser. Señala la motivación histórica y las consecuencias del rechazo althusseriano del concepto de alienación - que no sólo se manifiesta en la sociedad capitalista sino también en la sociedad soviética y naciones que siguen el modelo tecnoburocrático -. Reitera la incomprensión de la dialéctica por parte del filósofo del Partido Comunista Francés (PCF) al encarar el problema de la contradicción al pretender resolverlo con el concepto de la ruptura epistemológica. Critica igualmente el desdoblamiento del materialismo histórico, al crear dos entidades separadas: el materialismo histórico por un lado, y el presunto materialismo dialéctico por el otro, y la división del marxismo en una ciencia y en una filosofía. Previene que los "novisimos " conceptos althusserianos tienen su raíz en el viejo revisionismo de Stalin. Con hechos históricos conocidos prueba la obsecuencia del PCF al Partido Comunista de la URSS y de Althusser por su parte, al PCF. Para el autor, el punto de vista critico es el de la clase obrera y las ideas que Althusser procura incrustar en el marxismo, por la aplicación que ellas pudieran tener en la lucha práctica, particularmente en América Latina, representan una grave tergiversación doctrinaria, de índole revisionista que, en lo principal altera y modifica profundamente el contenido revolucionario vivo, legado por Marx. El sueño de la razón produce monstruos. - GOYA

El sistema institucional y el manejo de la crisis. La Militarización en América Latina

El militarismo y la carrera armamentista provocan en las sociedades latinoamericanas un impacto de magnitudes aún no sospechadas. Una región vulnerable, la verdadera dimensión de la doctrina de seguridad nacional, el rol de las fuerzas armadas y los vaivenes de la democracia, son los asuntos que enfoca este artículo a la luz de un dramático acontecimiento: la guerra de las Malvinas. Conflicto que dejó en evidencia cómo América Latina no sólo debe producir y abastecer de materias primas estratégicas a Estados Unidos, manteniendo regímenes que no afecten los intereses de esta potencia. Tras la guerra de las Malvinas, quedó en evidencia el tanteo del conflicto Norte-Sur. La OTAN prevaleció sobre los intereses regionales quedando de manifiesto su condición de instrumento en la confrontación Este Oeste. En medio de tal coyuntura, el régimen pudo manipular a su pueblo y concitar amplia solidaridad regional. América Latina: campo de experimentación no marginado de los riesgos de la carrera armamentista.

Juegos de estructura contra el materialismo. Un manual a espaldas de la realidad

Las ideas del filósofo francés Louis Althusser, sintetizadas por la investigadora chilena Marta Harnecker en su libro Los conceptos fundamentales del materialismo histórico, han sido difundidas profusamente en América Latina en los últimos tres lustros. Desde los grupos guerrilleros de la década del 60 y 70 hasta la intelectualidad de izquierda, han leído con avidez el Manual de Marta Harnecker, creyendo que allí estaban condensados los verdaderos fundamentos del marxismo. Es curioso, entonces, que la izquierda latinoamericana no haya efectuado una profunda discusión del Manual ni producido trabajos polémicos contra el althusserismo, salvo referencias de pasada de algunos intelectuales de avanzada. Mientras los marxistas europeos, como Perry Anderson, Henri Lefebvre. Michael Lowyy Alfred Schmidt, han dedicado varios trabajos científicos al estructuralismo, en su variante althusseriana, la mayoría de los marxistas latinoamericanos sigue aceptando las ideas de Althusser y parte de la juventud sigue leyendo el Manual. En este ensayo, Luis Vitale cuestiona el concepto de modo de producción formulado por Harnecker y su idea de que las estructuras y no las clases crean la historia. Critica, asimismo, la categoría de capitalismo monopolista de Estado y la actitud de menosprecio por el papel que juegan los hombres en una teoría donde parecen imperar las leyes inexorables de la naturaleza y las fuerzas productivas, como dijera dogmáticamente Stalin en un tiempo que al parecer no está tan lejano.

Tema central

Argentina 1984: La cultura en el proceso democrático

La sociedad argentina ha sufrido, como consecuencia de siete años de gobierno militar, una serie de fracturas. Entre ellas, la del campo intelectual y cultural. Se trata ahora, en las nuevas condiciones del gobierno democrático, de recomponer un campo intelectual fragmentado por las muertes, las desapariciones y el exilio. Este espacio cultural e intelectual podrá intentar producir nuevamente un sistema de lazos que lo vincule con otras áreas de la sociedad, especialmente, desde la izquierda, con los sectores populares. Pero, en este proceso, deberán pensarse los problemas de nuevas formas culturales y la resolución de cuestiones tales como la de la diversidad cultural, la reconstrucción del aparato educativo, la actualización de las consignas agitadas por la reforma universitaria, el debate sobre el destino de los grandes medios de comunicación masivos y, especialmente, la construcción de una memoria colectiva sobre los episodios de violencia y terrorismo de Estado en los últimos

Cultura, contracultura y marginalidad

Se demuestra en este ensayo cómo las subculturas \"son instrumentos de adaptación y de supervivencia de la cultura y del organismo social \". La contracultura es \"una guerra entre modelos, una batalla entre concepciones\", reflejo de \"la discordia de grupos que ya no se encuentran ni integrados ni protegidos dentro del cuerpo social\". Los sectores marginados como creadores de subculturas. El marginador convierte al marginado en infrahumano, supremo disidente. El mito de Prometeo y su opuesto: la contracultura o el fuego desencadenado y la búsqueda de un tiempo nuevo, he aquí algunos de los motivos de Zas inquietantes reflexiones del autor, quien considera debe detectarse en la cultura la raíz de todos los conflictos. Liquidar físicamente a los agentes de la contracultura significaría la liquidación de la sociedad misma.

Cultura y democracia

Este artículo pretende ser escrito sobre la base de relaciones comparativas. Inicialmente está referido a los vínculos conceptuales que se dan entre democracia y cultura. Luego, se intentará una caracterización de la ofensiva cultural que ha surgido como consecuencia de la llamada tercera revolución industrial y la consiguientes contraculturas que se le oponen. Por último, se analizará el caso chileno, dado que representa una situación ejemplar, pues ahí se ha establecido una dualidad cultural irreconciliable cuyo resultado final es todavía una incógnita.

Cultura y política en la transición a la democracia

Profundas reflexiones en torno a la transición democrática después de un prolongado gobierno militar que intentó la reculturalización del país, expone el profesor Oscar Landi en este ensayo. Paralelamente a \"la penuria de sentido en la sociedad, censura y autocensura, disminución de la producción y de los consumos de bienes simbólicos, fragmentación del campo cultural\", resultantes de este proyecto, el pueblo argentino defendió el sentido de su vida y de su historia más allá de las disposiciones administrativas. Ejemplos admirables como el Teatro Abierto dan cuenta de las iniciativas de la sociedad civil en este lapso: hechos culturales dignos de estudio que enriquecen la memoria de un pueblo e imponen a la democracia el cumplimiento de un proyecto nacional de cultura más allá de las buenas intenciones. El autor plantea asuntos que trascienden las fronteras de su propio país y que inquietan a los intelectuales de otros ámbitos del continente, en vías de reconquistar y perfeccionar la democracia.

Isabel Allende. Era su destino - Cuento

Isabel Allende o el duende en la literatura Aún la crítica latinoamericana no logra reaccionar ante el fenómeno resultante de la aparición de La Casa de los Espíritus. Nunca hubo antes en nuestro continente una escritora más leída y divulgada que Isabel Allende. Esta mujer alegre y seria, reflexiva, solidaria, de inmensos ojos deslumbrados y tristes, bate los records de la obra más leída en Francia, Alemania, España, países nórdicos, Japón. Le llegan cartas de camareras, dueñas de casa, choferes de taxi, expresándole reconocimiento y gratitud. Fogueados traductores le dicen que sienten haber terminado la última página: la novela no debía haber terminado aún. Este éxito colosal se ha producido en menos de dos años, plasmado en un exilio doloroso y trabajado, asumiendo otro espacio del territorio latinoamericano, sin dejar de escribir la crónica humorística, Periodista por sobre todo, autora teatral, directora de una de las más importantes (dentro de las tan escasas) revistas infantiles: "Mampato": Isabel dejó su Chile natal porque no podía soportar el terror, la venganza y el cultivo del miedo en un país que, como hidalgo venido a menos, sólo se enorgullecía de sus precarios blazones democráticos. Nueva Sociedad presenta esta vez "Era su destino": un relato inédito que reúne las más relevantes cualidades del estilo de Isabel Allende: ese duende que toma al lector, lo sumerge de cabeza en el asunto, lo hechiza y no lo suelta hasta que ha llegado a la última frase, embrujado más allá del punto final.

La civilización emergente

El autor se dedicó durante muchos años tanto a investigaciones etnológicas entre indígenas, como a la acción práctica indigenista y publicó varias obras sobre esos temas. Después se dedicó al estudio de la antropología de la civilización, buscándole inteligibilidad al proceso de formación de los pueblos americanos y las causas de su desarrollo desigual. Sobre este tema, Nueva Sociedad ofrece ahora a sus lectores algunos significativos capítulos de un denso y elocuente ensayo de Ribeiro, escrito a pedido de la División de Filosofía de la UNESCO. Debido a inevitables razones de espacio, lamentamos no poder publicar íntegramente este trabajo.

La integración cinematográfica iberoamericana. La utopía al alcance de los cineastas

El crítico de cine Rodolfo Izaguirre aporta interesantes antecedentes sobre el cine latinoamericano: arte e industria que reclama por sus fueros. Le ha cabido a Venezuela, país pionero, crear el Fondo de Fomento Cinematográfico, entidad que podría abrirle nuevos derroteros en una compleja producción. El proyecto de Integración Cinematográfica Iberoamericana o Convenio \"Luis Buñuel\" es un hito que señala una mayoría de edad para el cine continental. No sólo defensa de una industria incipiente, sino también rescate y afirmación de una manifestación cultural de insospechada pujanza.

Las culturas, portadoras de la vida posible

Mi amigo el novelista norteamericano Donald Barthelme me preguntó una vez: - ¿Por qué escriben ustedes tanto en Latinoamérica? ¿Cómo lo hacen? ¿No hay escasez de papel? - Añadió que, en los Estados Unidos, la mayoría de los escritores sentía que había muy poco que decir. Yo le contesté que en la América Latina sentíamos, por el contrario, que nos faltaba decirlo todo. Quizás esta es la razón principal de esta urgencia vibrante que distingue a la literatura contemporánea de la América Española y la convierte, junto con la de Europa Central, en uno de los polos de la imaginación literaria en el mundo contemporáneo: estas literaturas manifiestan la continuidad de la cultura en medio de la fragmentación de la historia.

Literatura y cambios sociales en América Latina

Una realidad latinoamericana que conduce al escritor al exilio forzado o voluntario, exterior o interior, es la clave de una constatación: no se puede concebir a un escritor contemporáneo de este continente ajeno al \"compromiso social\" a juicio de Fernando Alegría. Esa realidad conduce al escritor a aspirar a influir directamente en el cambio social a través de la obra de arte. La belleza y la originalidad de ésta; emana del caos social, la incongruencia, la fuerza del sufrimiento colectivo y la proyección de la rebeldía. La magia de la literatura latinoamericana procede directamente de \"un mundo institucionalizado en el absurdo\" y el lenguaje y la acción de los escritores, es el resultado directo de la lucha emancipadora.

Los partidos y la cultura. Ignorancia, inhibición, incoherencia

Pese a que las relaciones entre la política y la cultura no tengan el extremo de mutuo rechazo que ha llegado a tener en los populismos liberales y en los populismos totalitarios, las alternativas suelen ser, en Venezuela, las de la ignorancia, la inhibición y la incoherencia pragmatista. Salvo en el momento de la elaboración de sus programas electorales, los partidos políticos carecen de una política cultural duradera y coherente Todo ello tiene necesariamente que desembocar en una acción desde el poder que tiene las tres características, a menudo encabalgándose.