Deuda externa: embargo del futuro / Parte II (68 / Septiembre - Octubre 1983)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 68 Septiembre - Octubre 1983

Deuda externa: embargo del futuro Parte II

En la discución sobre problema de la deuda la idea de que acciones conjuntas o concertadas de los países deudores ha logrado tomar fuerza. Los niveles de concertación están por definirse y dependen del esfuerzo y la voluntad política de nuestros países. En esta segunda edición dedicada a la deuda externa, enfatizamos la base social y política del problema para formular soluciones viables.

Análisis de coyuntura

Chile: Las tres patas de la mesa

Lo peculiar de la coyuntura por la que atraviesa Chile es que lo político se ha puesto en un manifiesto primer plano, sobrepasando con creces la importancia de lo económico. Más aún, podríamos decir que lo que está en el tapete de la discusión es la quinta esencia de la política, es decir, el problema del poder. En mayo se realizó la primera protesta nacional en contra de Pinochet y ella tenía como auspiciadores fundamentales a las principales organizaciones sindicales del país. Sus banderas incluían reivindicaciones democráticas de carácter general, pero su contenido básico eran reivindicaciones económicas y políticas del propio movimiento obrero. En los cinco meses siguientes las protestas continúan realizándose con una encomiable puntualidad mensual, pero ellas no tienen ya como voceros ni a los líderes ni a las organizaciones sindicales, sino que a los dirigentes de los partidos políticos que durante los últimos 20 años han estado a la cabeza de la actividad política nacional, y la bandera que se levanta no es el cambio de la política económica, sino el cambio del régimen pinochetista. La revista \"Hoy\", del 13/09/83 sintetizaba las banderas del bloque Alianza Democrática en los siguientes términos: \"Renuncia de Pinochet, gobierno provisional de 18 meses y elección de Asamblea Constituyente\". Sin embargo, es indudable que el fracaso de la experiencia económica neoliberal tiene una cuota importante de ponderación como factor explicativo de los fenómenos políticos actuales.

Colombia: Un año de Betancur. Imágenes y realidades

Las elecciones presidenciales de 1982 enfrentaron a dos hábiles y experimentados políticos colombianos, que lograron reunir a su alrededor un apoyo a veces poco coherente. El candidato liberal, Alfonso López Michelsen, pudo ver a su lado las maquinarias clientelistas y a veces corruptas de los grandes caciques liberales, importantes sectores de la burguesía tradicional, junto con nuevos potentados y con intelectuales y dirigentes de izquierda. Mientras para unos garantizaba la continuidad con el régimen liberal de Julio César Turbay Ayala, para otros sus propuestas de paz y amnistía y su esfuerzo por vincular el Partido Liberal a la Internacional Socialista mostraban una voluntad de transformación política y abrían el camino a cambios necesarios en la rígida estructura política del país.

Controversia

Peronismo versus radicalismo. Los candidatos presidenciales frente a frente

Los dos candidatos presidenciales que disputarán el poder en Argentina en las elecciones, generales del 30 de octubre no resultan fáciles para exteriorizar la controversia ideológica. Fuertemente impregnados por las ideas federales del siglo diecinueve, tanto el candidato de la Unión Cívica Radical, Raúl Alfonsín, como el del Partido Justicialista, Italo Luder, se formaron en el radicalismo, con la evolución posterior del segundo hacia el peronismo, desde su aparición en la escena política desde 1946. Esta común raíz ideológica ha sido frecuentemente atacada por los partidos de la derecha argentina como la causa de que las dos grandes fuerzas políticas resultan, a la hora de gobernar, leales a principios sumamente semejantes. Existe, desde esa perspectiva, una unidad de la ideología de fondo que no guarda proporción con el enfrentamiento y menos con la bipolaridad peronismo-radicalismo que ha marcado la situación de Argentina durante casi cuarenta años. Para precisar mejor las diferencias y poner en movimiento la controversia, se presentaron dos preguntas económicas donde pueden advertirse reales distinciones, las dos centradas en el crítico tema de las nacionalizaciones bancaria y del comercio exterior, y una tercera sobre el sindicalismo y la participación en la dirección gremial.

Libros y autores

¿Qué pasa en el Caribe? Libros sobre una región emergente

En los últimos años se ha acrecentado el interés de los investigadores y autores latinoamericanos por el Caribe insular, y particularmente por el Caribe de habla inglesa y holandesa, históricamente separados de América Latina por barreras culturales, lingüísticas y racionales. Por otra parte, y en forma recíproca, en el Caribe de habla inglesa se ha incrementado la atención hacia América Latina y, en especial, hacia algunos de los procesos políticos actualmente en curso en Centroamérica. En este marco, con énfasis distintos, que abarcan desde el estudio de las relaciones internacionales en el área hasta el análisis de los sistemas políticos imperantes y de las estrategias de desarrollo económico implementados en la región, en los últimos años varios volúmenes -principalmente constituidos por compilaciones de artículos de autores diversos- se han transformado en hitos significativos de este interés mutuo.

Política-Economía-Cultura

Cómo vender a un candidato. El producto político en el mercado electoral venezolano

La publicidad política comenzó cuando los políticos, estimulados por sus asesores en comunicación, se dieron cuenta de que el elector no vota al candidato, sino que \"lo compra psicológicamente\". Esto demuestra que, actualmente, la forma integral de la imagen del producto político, reemplazó a la simple discusión sobre sus puntos de vista. Los antecedentes de la publicidad política, tal cual la conocemos, hay que rastrearlos en la obra teórica del sociólogo norteamericano Vance Packard (\"Buscadores de Prestigio\", \"Las Formas Ocultas de la Propaganda\") y del profesor Marshall McLuhan (\"La Galaxia Gutemberg\", \"El Medio es el Mensaje\", \"Comprendiendo los Medios de Comunicación\"). Un clásico de la literatura publicitaria lo constituye la obra de Theodore White, \"The Making of the President\".

Cuba en el CAME. Una integración extracontinental

El análisis del proceso de desarrollo económico en Cuba con posterioridad a 1959, no puede llevarse a cabo al margen de la valoración correspondiente de la inserción de la economía cubana en los marcos de la comunidad socialista. Es este quizá uno de los aspectos menos estudiados de sus relaciones económicas externas y, por ello, donde resulta más indispensable el análisis y la valoración objetiva de los hechos. Este trabajo se plantea como objetivo brindar una visión coherente -aunque no exhaustiva- de estas relaciones y sus efectos económicos para el país.

Propaganda sin partidos. De la propaganda de mercado al mercantilismo político

A finales de los años cincuenta comienza a gestarse en América Latina un nuevo estilo en la actividad propagandística político-electoral. En su nacimiento confluyen: la mayor tecnificación e influencia de los medios de comunicación colectiva, la presencia en el mercado electoral de las agencias de publicidad de los Estados Unidos, la irrupción de los movimientos y partidos demócratas cristianos que introducen tecnología político-electoral de origen europeo y la actividad de penetración política y cultural del gobierno de Estados Unidos para contrarrestar la influencia de la revolución cubana.

Tema central

Austeridad sin costo social. La deuda cubana

Hay un número de malentendidos comunes acerca de la economía cubana. Primero, que es una economía de plantaciones. Segundo, que es básicamente un país agrícola. Tercero, que Cuba produce solamente azúcar. Cuarto, que el país ha experimentado poco crecimiento económico desde 1959. La revolución cubana alteró la naturaleza de esa economía de numerosas maneras. El viejo modelo de economía de plantaciones ya no es exacto. La propiedad privada de los medios básicos de producción ha sido reemplazada por su socialización y planificación estatal. Las relaciones sociales de producción han sido cambiadas. El mercado ya no determina el precio interno de las mercaderías o el trabajo. El Estado dirige la economía y la fuerza de trabajo agrícola ha disminuido consistentemente con el paso de los años.

Como quiebra un país. La deuda del Perú

GARANTIA OTORGADA POR LA REPUBLICA DEL PERU A LA BANCA COMERCIAL PRIVADA. (Pág. 7, Garantía. . .). SECCION 3: GARANTIA DE INCONDICIONALIDAD (ABSOLUTA). \"El garante acuerda que pagará todas las sumas de dinero en virtud de la presente garantía, bajo demanda, prescindiendo de toda ley, reglamentación, ordenanza, actual o futura, sin consideración de ninguna jurisdicción (soberanía) que pueda afectar todos o alguno del derecho de uno o todos los bancos respecto de la presente garantía\". . . CLAUSULA \"DE SOBERANIA\" (MEMO DE TRABAJO: 7 marzo/31 mayo). \"Cualquier disposición (medida) Constitucional, Tratado, Convención, Ley, Reglamentación, Autoridad, Ordenanza, Decreto, o cualquier (autorización, Dominio, Jurisdicción) necesaria para la observancia y ejecución, de ésta u otras obligaciones bajo esta garantía, debe ser derogada (anulada) o finiquitada (terminada), debe expirar y no ser renovada o de otra forma no será legal (lícito). Cuando, hace más de año y medio, Harold Lever (ex-asesor del entonces primer ministro de la Gran Bretaña) escribió en el \"New York Times\" que la banca privada internacional había constituido estructuras de deuda tan peligrosas que actualmente constituían \"el más notable castillo de naipes nunca antes creado\", indudablemente ponía sobre el tapete uno de los problemas más delicados de la actual crisis económica y financiera internacional...

Del cobro por cañonazos a la medicina fondomonetarista. La deuda de Venezuela ayer y hoy

\"... un legado doloroso han dejado los errores e intemperancias de atrás\" Cipriano Castro, 1900. \"Recibo un país hipotecado\". Luis Herrera Campins, 1979. Con la introducción del control de cambio en febrero de 1983, el problema de la deuda externa de Venezuela, notorio ya desde que el presidente Herrera pronunciara aquella célebre frase, se ha tornado tan dramático que su ministro de Hacienda llegó a afirmar que el país vivía una \"economía de guerra\". Es muy natural que, ante tal perspectiva y en pleno año Bicentenario del Natalicio del Libertador Simón Bolívar, se recuerde el tratamiento de que la nación fue víctima 80 años atrás, \"cuando la Venezuela cuna de libertadores no pudo pagar sus deudas, fue humillada con el bloqueo de sus puertos por los barcos acorazados de las potencias acreedoras\". La existencia de elementos análogos en ambas situaciones de insolvencia financiera a que alude tal referencia es motivo de las presentes observaciones destinadas a complementar ese enfoque histórico-comparativo.

Documento. La acción internacional de América Latina ante la crisis del endeudamiento externo

A. LA CULMINACION DE UN CICLO DEL FINANCIAMIENTO EXTERNO REGIONAL La administración del endeudamiento externo de la región en un contexto de crisis de balance de pagos se ha convertido en el problema económico más urgente que enfrentan los gobiernos de los países de la región. De su solución dependen la distribución del costo del proceso de ajuste y, en cierta medida, las oportunidades de crecimiento económico para lo que resta de la década. Tal expansión sin duda dependerá de patrones de financiamiento distintos a los conocidos en los últimos años.

El negocio del diablo. La deuda dominicana

En 1961, año en que murió ajusticiado a balazos Rafael L. Trujillo Molina, viejo dictador que gobernó con manos férreas la pequeña República Dominicana, el país no debía un solo centavo en el exterior. Lo anterior podría parecer un reconocimiento a la aparente eficacia administrativa de su régimen, y no lo es, pues sólo sirve como premisa para entender, a grandes rasgos, lo que en el plano de la economía y muy particularmente, del comercio exterior y el endeudamiento, ha ocurrido en Santo Domingo. Como se conoce, Trujillo instauró una curiosa dictadura caribeña que monopolizó para su beneficio y el de sus familiares, las principales actividades comerciales industriales y financieras de la Nación.

La clave es el desarrollo. La deuda y la convergencia latinoamericana e iberoamericana

Los países iberoamericanos enfrentan desafíos simultáneos desde diversos frentes. Las amenazantes tendencias del orden mundial, la vulnerabilidad de los sistemas económicos nacionales y los obstáculos a la consolidación de la democracia y la libertad como valores supremos de nuestra cultura. Cada uno de nuestros países debe generar, desde adentro de cada realidad nacional, respuestas impostergables a tales desafíos. Pero la convergencia de este grupo de países, unidos por una común tradición histórica y problemas, en buena medida semejantes, constituye un elemento importante para enriquecer las opciones abiertas a cada una de nuestras naciones.

Misión imposible: Servir la deuda externa

A los crecientes déficits de la balanza comercial de los países latinoamericanos fueron agregándose, con el transcurrir de los últimos años, crecientes pagos de intereses sobre la deuda externa. Durante la década de los años sesenta, la crítica de la izquierda a la dependencia externa se dirigía, entre otros aspectos, hacia las progresivas transferencias monetarias hacia el exterior, debido a la exportación de las ganancias de las empresas extranjeras y al pago de todo tipo de derechos, royalties, etc.; sin embargo, los montos de estos pagos quedaron, desde mediados de la década pasada, muy por detrás de los pagos de interés. Con toda razón, comenzó a llamar la atención que estos pagos de interés constituían un nuevo mecanismo para succionar el producto generado internamente en los países latinoamericanos hacia los países capitalistas desarrollados.

Por qué nos endeudamos. Diagnóstico de la deuda en América Latina

El análisis de la crisis de endeudamiento de los países latinoamericanos no puede prescindir de algunas inspiraciones doctrinales. En esta perspectiva, no vinculada a la visión ortodoxa que ha prevalecido hasta ahora en el enfoque del problema, tal vez surjan razones y elementos que estimulen algunas reflexiones en el debate suscitado al respecto. No son pocas las evidencias de que el sistema financiero internacional actualmente está afectado por las fuertes tensiones que ha generado el desequilibrio casi irreductible de su funcionamiento. En ese contexto de inestabilidad y riesgos se observa que la deuda externa de América Latina, tematizada como problemática con diversas interpretaciones, constituye una materia controversial a la luz de los criterios esgrimidos tanto por los Estados de los países deudores, como por los gobiernos de las naciones acreedoras y las instituciones financieras internacionales, en desacuerdo de fórmulas y condiciones inherentes a la brecha de intereses que radica en la dicotomía del vigente orden económico mundial.

¿Quién paga la fiesta?. La deuda chilena

En este artículo se analizan algunos aspectos relacionados con la crisis de comercio exterior que atraviesa la economía. El desarrollo se centra en las condiciones que afectaron el proceso de endeudamiento externo durante los últimos 10 años, intentando determinar la forma en que han incidido en la crisis actual, para posteriormente pasar al análisis del proceso de renegociación de la deuda en función de las condiciones, costos y factibilidad de los acuerdos contraídos hasta el momento con los organismos encargados de llevarla a cabo.

Renegociar: Un difícil camino. La deuda peruana

En los últimos años, debido a la crisis financiera internacional y a otros factores propios de la región latinoamericana, entre ellos un alto endeudamiento que llegó a los US$ 300,000 millones, los países de esta región han tenido que empezar a reducir el ritmo de endeudamiento externo de una parte, y de otra efectuar renegociaciones parciales de sus deudas externas. En ambos casos, las operaciones efectuadas han seguido una secuencia más o menos igual para todos los países. En primer término, ha tenido que negociarse convenios (stand by o de extended fund facility) con el Fondo Monetario Internacional, los cuales preveen límites de endeudamiento externo, límites de financiamiento del Banco Central al sector público y algunos otros parámetros que conforman el programa monetario.