Artículos

Crisis Centroamericana e Iniciativas de Paz

Haciendo la salvedad de que en este artículo se delimita como objeto principal de análisis el complejo juego de iniciativas que hacen a las políticas exteriores de los países de alguna manera mas involucrados en la crisis centroamericana, de modo tal que las referencias a los procesos internos de los países mas convulsionados de la región son sólo incidentales y funcionales al antedicho objetivo, podría decirse con propiedad que, mas allá de las múltiples declaraciones y deseos en sentido contrario, los conflictos que sacuden Centroamérica ya se han regionalizado y han alcanzado un alto grado de internacionalización.

Haití en el Caribe

En la actualidad, se ha vuelto casi un estereotipo destacar el escenario del Caribe como punto caliente entre los centros de confrontación mundial y su rol en las luchas tradicionales por la hegemonía entre las grandes potencias a través de la historia. Sin embargo, muy poca atención se le ha prestado, más allá del folklore y del miserablismo de algunos tercermundistas, a uno de los países más importantes de esta área: la República de Haití.

La Guayana Francesa: Un

Tras la independencia de Belice (ex Honduras Británica) en 1981, la Guayana Francesa es, hoy en día, el único país continental en América Latina, Africa y Asia que continúa totalmente atado a un Estado europeo. Tiene una superficie nada despreciable, tan grande como Portugal o Hungría. Jurídicamente, el territorio francés se prolonga en América del Sur, formando parte de él, al mismo título, los otros Departamentos de Ultramar (DUM), los Territorios de Ultramar (TUM) y la Colectividad Territorial Mayotte. Pero, mientras que la posesión de islas en ultramar es un fenómeno que no se limita a la metrópoli francesa y dice relación también con los Estados Unidos y Gran Bretaña - aunque en estos casos tiene grados diferentes y muestra tendencia a disminuir - el \"caso continental\" de la Guayana Francesa es, actualmente y de ahora en adelante, único en el Tercer Mundo. Esta sola razón basta para plantearse numerosas interrogantes al respecto.

La Importancia estratégica de la Cuenca del Caribe en Términos Políticos y Económicos

Podría sostenerse que la cuenca del Caribe abarca, en rigor, a todos los países que tienen costas bañadas por el Mar Caribe. Según esta definición. Los Estados Unidos y México formarían parte de ella, aunque la extensión de ambos hace su pertenencia al grupo algo ambigua, lo cual es particularmente cierto en el caso de los Estados Unidos. Más comúnmente se considera que la cuenca incluye a Belice, Honduras, Nicaragua, Guatemala, Costa Rica, Panamá, Colombia y Venezuela como países de tierra firme. Este grupo conforma el semicírculo occidental y meridional, con El Salvador como aditamento de validez geográfica cuestionable puesto que pertenece a la región pero no tiene costas en el Mar Caribe. Las Antillas mayores y menores conforman el semicírculo septentrional y oriental. Comenzando con la más grande, Cuba, este grupo abarca a Jamaica, Haití, República Dominicana, Puerto Rico, las Islas Vírgenes, las Islas de Barlovento y Sotavento y Barbados, terminando con Trinidad y Tobago frente a la costa nororiental de Venezuela. Además, hay un pequeño grupo de islas: Aruba, Bonaire, Curazao y Margarita, situadas inmediatamente al norte de Venezuela central, así como las islas Caimán, Turcas y Caicos, al oeste de Jamaica.

La Política Exterior de Reagan

\"Si una gran potencia ve pasar su cenit, o que está próximo a pasarlo, y si esa potencia es inherentemente expansionista, debe inferirse que tratará desesperadamente de revertir su destino histórico mediante una serie de aventuras\" ¿A quien le viene este sayo? ¿A Estados Unidos o a la Unión Soviética? Probablemente la mayoría de los latinoamericanos apuntará su índice hacia Washington. Sin embargo, el autor de la cita inicial tenía en mente a Moscú y la utilizó para ilustrar los temores del gobierno de Ronald Reagan. Líneas casi idénticas pueden leerse en la prensa del campo socialista explicando la decadencia de Estados Unidos y los peligros que entrañan los zarpazos de la bestia agonizante.

Las Bases de EE.UU. en Panamá. El Destino del Comando Sur y de la Escuela de las Américas

En los tiempos recientes, la Escuela de las Américas (USARSA-Unites States Army School of the Americas) concita intermitentemente la atención de la prensa, en razón de las diferentes versiones que se proveen acerca de su futuro mediato o inmediato. En la segunda quincena de agosto de 1982 las versiones se repartían entre su permanencia en la llamada ex Zona del Canal, República de Panamá, aunque transformada en una institución de dirección y responsabilidad compartida entre Estados Unidos y América Latina, o su total traslado a Cayo Hueso (Key West), en la península de Florida. En la primera quincena de septiembre se añadió una tercera opción, difundida por la Radio América de Tegucigalpa, Honduras; según ella, las instalaciones de Fort Gulick serían removidas y transportadas a algún punto adecuado de la República de Honduras, que por sus características topográficas reuniese las condiciones más parecidas a las que prevalecen en su actual asentamiento panameño.

Las experiencias recientes del socialismo caribeño

La actual dinámica política de las sociedades del Caribe anglófono y holandés se origina en las movilizaciones obreras de 1935-1938 en la región. En ese período surgieron las primeras organizaciones sindicales consolidadas que constituirían la base de los partidos políticos nacionalistas que posteriormente llevaran a estas sociedades a la independencia. Por otra parte, estas movilizaciones obreras generaron una respuesta por parte de las metrópolis coloniales que, en el caso de Gran Bretaña, inicia un proceso de descolonización gradual, en el marco del establecimiento de un sistema político constitucional inspirado en el modelo de Westminster. Este proceso general se asoció asimismo a una serie de medidas orientadas a despolitizar a los sindicatos, dando lugar al progresivo control de los partidos nacionalistas por una élite política surgida de las filas de la burocracia sindical y de los sectores medios profesionales, mayoritariamente mulatos. Hacia 1962, luego del fracaso de la conformación de la Federación de las Indias Occidentales, comienzan a producirse los primeros procesos de independencia política en las sociedades anglófonas de la región, en el contexto de una estabilidad política signada por la persistencia y la consolidación del sistema parlamentarista, predominantemente bipartidista, asociado a la implementación de un proyecto de desarrollo socioeconómico basado en el llamado \"modelo de industrialización por invitación\" inicialmente impulsado en Puerto Rico. De acuerdo a este modelo se estimularon las inversiones extranjeras nucleadas en el desarrollo de industrias de capital intensivo y relacionadas principalmente con el sector extractivo. En muchas de las sociedades consideradas, este modelo de desarrollo se articuló, entre las décadas del cincuenta y del sesenta, con un continuo deterioro del sector agrícola - base de las economías locales por efectos de la economía de plantación desarrollada en el período colonial -, situación que generó un cuadro de creciente desempleo y pobreza integrado a una distribución desigual de la riqueza que afectó a los sectores populares de origen africano.

La Vía Crucis de la Revolución Sandinista

El 19 de julio de 1979 se registró en América Latina un sismo político de grandes proyecciones que conmovió a todo el mundo. La revolución popular sandinista había derrocado a una de las dictaduras más brutales de que se tiene memoria, la de Somoza, y que había mantenido sojuzgado al pueblo nicaragüense por más de 40 años. La revolución, a lo largo de su prolongada y cruenta lucha, en la que hubo cerca de 50.000 víctimas, se había ganado el respeto y la solidaridad de la comunidad internacional. Para los pueblos de América Latina, en especial para aquellos oprimidos por feroces dictaduras, se abría una senda de nuevas esperanzas.

México al No Alineamiento

En un mundo constantemente interrelacionado, donde los acontecimientos y los sucesos más importantes que se registran en cualquier punto del globo terráqueo son transmitidos en fracciones de segundo por medios electrónicos y por satélites que orbitan la tierra, han convertido a ésta en lo que llamara Marcuse, una \"aldea global\". El fenómeno de las comunicaciones, ligado a la transnacionalización del capital, por un lado, y por la creciente solidaridad entre los pueblos, por el otro, han producido un efecto de mayor influencia entre los acontecimientos internacionales en la vida interna de las naciones. México no es la excepción. Hagamos un breve repaso de nuestra historia para entender esa mutua convergencia entre política interna y política externa.

Raza y clase social en la sociedad jamaicana

Desde el período de la esclavitud colonial, el factor racial ha jugado siempre el rol principal en la vida económica, social y por lo tanto política de Jamaica. El hecho que la raza sea un aspecto importante en la sociedad jamaicana no es una sorpresa. La Jamaica de hoy nació conjuntamente con la expansión del colonialismo europeo, se baso en la mano de obra esclava africana y se justificó ideológicamente por la \"superioridad de la civilización blanca\" y la \"inferioridad de los negros\". La estratificación de clases de la sociedad se desarrolló sobre bases raciales. La estratificación de clases de la sociedad esclavista del siglo 19 - que comprendía los blancos dueños de esclavos, los comerciantes blancos, una clase media morena y los esclavos negros - eran también una estructura racial.

Washington - La Habana: Una Diplomacia Miope

Existen signos alentadores de que la administración de Ronald Reagan pueda practicar una política hacia la Unión Soviética que sea más razonable que la que indica la retórica de su campaña electoral. Lamentablemente, tal realismo no se evidencia con relación a Cuba; mas bien la administración parece estar predestinada a repetir todos los errores del pasado. Su enfoque del problema cubano, tan gastado como fracasado, ha dejado un mal sabor a rancio. Ningún gobierno norteamericano ha ideado una política efectiva hacia la Cuba de Fidel Castro. Las actitudes originales de EEUU, inspiradas en la atmósfera de hostilidad intensiva de los primeros años sesenta, han cambiado poco. En lo que a Cuba se refiere, los EEUU parecen atrapados en anacronismos. Como resultado de ello, las políticas norteamericanas han trabajado frecuentemente en contra de lo que deberían haber sido sus objetivos. La reducción de la influencia soviética, por ejemplo, debe ser un fin principal; pero las políticas estadounidenses han causado exactamente el efecto contrario.

Documentos

Cuba y la situación mundial

LA CRISIS DEL CAPITALISMO El mundo capitalista esta atravesando una profunda crisis económica, quizás una de las más grandes de su historia. Esta crisis afecta en especial al mundo subdesarrollado, pero también influye en los países socialistas. El mercado azucarero capitalista, por ejemplo - y esto nos afecta mucho - está atravesando ahora una de las peores crisis de su historia. Esta crisis, en gran medida, forma parte de la crisis más amplia que en estos momentos afecta a todos los productos básicos exportados por los países subdesarrollados no petroleros: alimentos, materias primas agrícolas y minerales, y que se considera la más grave desde la Segunda Guerra Mundial. La crisis afecta prácticamente a la totalidad de los productos básicos exportados por los países subdesarrollados no petroleros de Asia, Africa y América Latina.

Haití: Informe de la Sociedad Antiesclavitud

En el mes de agosto de 1979 la Sociedad Anti-Esclavitud presentó, ante este Grupo de Trabajo un informe titulado "Trabajadores Inmigrantes en la República Dominicana". Este informe preliminar afirmaba que las condiciones de los trabajadores inmigrantes haitianos podían ser comparadas "sólo con las de esclavitud". El informe hace referencia a numerosos abusos, entre otros: la venta de trabajadores haitianos a los dueños de hacienda en la República Dominicana; condiciones de vida de extrema miseria, privación y peligro para la salud; fraude permanente con respecto a los salarios; condiciones de trabajo intolerables; arresto y deportación sumaria de los trabajadores haitianos, y transgresión de los derechos sindicales por parte de los empleadores, incluyendo al propio Consejo Estatal Azucarero (CEA) del gobierno dominicano.

Libros y autores

Estudio histórico de la Guayana británica

Rita Giacalone de Romero Corpoandes, Librería Universitaria, Fundacipol, Mérida, Venezuela, 1982, 156 pags. Con la publicación de Estudio Histórico de la Guayana Británica, un nuevo título se agrega a la creciente bibliografía que sobre el tema comienza a aparecer en Venezuela. Sin embargo, a diferencia de las anteriores contribuciones de Sadio Garavini y de Andrés Serbin, este trabajo desarrolla, desde una perspectiva histórica que hace especial hincapié en los datos económicos y demográficos, un análisis minucioso de la evolución de la sociedad guayanesa desde su colonización por los europeos hasta la formación de un movimiento independentista luego de la Segunda Guerra Mundial, culminando el estudio con los prolegómenos de la constitución del "Peoples' Progressive Party" (PPP). El libro esta estructurado sobre la base de tres capítulos principales: Del descubrimiento al fin del aprendizaje, 1499-1838; De las comunidades campesinas a la supresión de la inmigración contratada, 1838-1917, y De la mano de obra libre a la formación del movimiento independentista, 1917-1949, precedidos de un prólogo de Sadio Garavini y de una introducción, y que se cierran con un capítulo de conclusiones elaboradas sobre la base del análisis de los datos presentados a lo largo de las páginas anteriores. Las abundantes referencias bibliográficas y las notas exhaustivas hacen de este trabajo una fuente excepcional para el conocimiento del desarrollo histórico de Guayana Británica y para la comprensión de su actual proceso político. En este sentido, el estudio de Rita Giacalone de Romero contribuye a llenar un vacío en la literatura socio-política latinoamericana no sólo con respecto a Guyana, sino también en lo que se refiere al Caribe Anglófono en general, como bien lo señala Garavini en el prólogo. A esto cabe agregar que el estudio de Guyana se enmarca, en este texto, en una permanente referencia a los procesos que, en el Caribe anglófobo y holandés, inciden sobre el particular desarrollo de la misma Guyana. Asimismo, es particularmente destacable el detallado trabajo de investigación que, en el caso de los dos primeros capítulos, contribuye a integrar numerosos datos procedentes de fuentes diversas en un cuadro analítico acabado de la sociedad colonial y de su evolución. Sin embargo, en este mismo sentido es de observar que el énfasis histórico hace perder de vista circunstancialmente, un análisis más detallado de la estructura social y étnica que engendra el proceso colonial en Guyana, desplazando a veces la atención de algunos de los actores principales de la historia guyanesa.