Artículos

El cine latinoamericano en la vía al socialismo

Es imposible analizar el cine latinoamericano como una unidad. En octubre de 1980, en un seminario sobre cine latinoamericano, los asistentes llegaron a esa primera conclusión, en Mannheim (RFA). Se podrá decir \"¡qué obvio! Por supuesto que las pautas son distintas para Cuba o Brasil, para México o la Argentina, para Nicaragua o Venezuela...\", pero la generalización \"cine latinoamericano\" ha llevado a muchas distorsiones en el análisis de los problemas. ¿O acaso no fracasaron muchos movimientos revolucionarios y/o progresistas en América por imitar a otros?

El teatro latinoamericano en el exilio

Desde los comienzos de la vida republicana, en las primeras décadas del siglo XIX, el exilio parece ser la condición natural de los intelectuales de nuestro continente. Mitre y Sarmiento, huyendo de los excesos del gobierno de Juan Manuel de Rosas, encontraron asilo en Chile, donde contribuyeron a su desarrollo cultural y educacional. En este siglo, las sucesivas y prolongadas dictaduras arrojaron a los creadores lejos de las fronteras de sus patrias. Durante muchos años, la labor poética de Nicolás Guillén o la creación narrativa de Alejo Carpentier fueron realizadas en París o Caracas, pero en todo caso, lejos de Cuba. Los guatemaltecos Manuel Galich y Carlos Solórzano, por mencionar ejemplos, buscaron otros horizontes para expresarse, luego de caer el gobierno democrático de Jacobo Arbenz. La caída de Joao Goulart en Brasil abrió el camino del exilio a muchos creadores. Y el drama del cono sur, que en la década del 70 destruyó largos caminos democráticos o reinició el camino de los gobiernos de facto - caso Argentina - produjo un fenómeno que ha merecido el calificativo de \"diáspera\", por su enorme expresión cuantitativa.

Geopolítica y petróleo en la cuenca del Caribe

Hoy en día es tan obvia la importancia del petróleo, fundamentalmente como fuente energética, aparte de su utilidad como materia prima en la fabricación de miles de productos, que parece tan remota la época en que de ese recurso, uno de sus derivados (el kerosene) era el único utilizado al emplearse para el alumbrado doméstico. La invención del motor de explosión y su subsiguiente aplicación al automóvil, abrió con el uso de otro derivado, la gasolina, nuevas fronteras al petróleo, las cuales ampliáronse, aún más, cuando después de concluida la Primera Guerra Mundial, un estadista francés manifestó en frases muy significativas que \"los aliados habían ganado ese conflicto navegando sobre una ola de petróleo\". Esta apreciación se considera acertada si se recuerda que para satisfacer los requerimientos de los frentes de batalla se emplearon diversos medios mecanizados, tanto de transporte de tropas como de combate que utilizaban la gasolina como combustible. Por otra parte, a raíz de esa conflagración, el almirante británico se dio pronta cuenta de las ventajas del petróleo sobre el carbón para impulsar las naves de su marina de guerra.

La crisis estructural del Perú

Todo indica en el Perú que en 1980 terminó una etapa histórica - iniciada en 1950 - de profundos cambios estructurales, que han generado un vacío en la hegemonía del poder real, dándose una dura pugna de los grupos económicos por llenarla. Por su lado la población ha abandonado masivamente el campo e invadido zonas urbanas sin encontrar en ellas desarrollo industrial ni empleo. Para entender el fenómeno peruano conviene encuadrar la crisis actual en su marco histórico. Fue en la década del 50 que se inició el deterioro del antiguo sistema como consecuencia de cambios en el conjunto de la economía: el Perú dejó de ser esencialmente agroexportador; se debilitó el sistema de \"hacienda\" y, en consecuencia, el poder de los hacendados; se fortaleció, en cambio, el de los mineros y financistas transnacionales y se inició un relativo crecimiento industrial - también hegemonizado por las transnacionales que subordinan a las nacionales - de acuerdo al modelo de \"sustitución de importaciones\", impulsado por la expansión capitalista internacional. Los nuevos grupos industriales pugnarán por reemplazar a los agroexportadores en la cúspide del poder real. La Sociedad de Industrias en lugar de la Sociedad Nacional Agraria.

La Revolución de Granada

LA REVOLUCION ES EL PUEBLO 1. El proceso y la acción clave y definitiva. Su singularidad Como toda revolución, la de Granada ha sido todo un proceso, durante el cual se han venido acumulando hechos y circunstancias nacionales e internacionales, fuerzas y contradicciones convertidos ellos en condiciones objetivas y subjetivas que hicieron posible la acción revolucionaria clave y definitiva que permitiera traspasar el gobierno de un dictador comprometido con el capitalismo, como Eric Gairy, a un partido consustanciado con el socialismo, como el Movimiento Nueva Joya , con un líder popular como Maurice Bishop.

La Universidad de Chile: Autoritarismo, Poder y Mercado

La nueva legislación universitaria dictada recientemente en Chile está contenida en cinco textos legales. El primero, el decreto ley N° 3.541, faculta al general Pinochet para "reestructurar las universidades del país, incluida la Universidad de Chile, pudiendo dictar todas las disposiciones que fueren necesarias al efecto...". El siguiente texto, el D.F.L. número 1, del 30 de diciembre de 1980, fija las normas básicas de organización y funcionamiento de las universidades. En particular, se refiere a las universidades y sus fines, a la autonomía universitaria y la libertad académica, a los grados académicos y títulos profesionales y a la creación y disolución de las universidades.

Política, Cultura y Universidad

Una democracia autonómica para transformar a la Universidad Entendemos a la Universidad como un centro de cultura creadora, abierta a todas las tendencias del pensamiento; donde todas las ideologías y posiciones políticas deben tener cabida; donde el más amplio y libre análisis permita el enjuiciamiento de ideas y de conductas; donde la racionalidad crítica surja como expresión propia del quehacer universitario. La democracia universitaria tiene su asiento en la autonomía. Sin ésta, la universidad carece de una relación idónea para el ejercicio de la democracia específicamente universitaria. Consustanciales ambas, son también complementarias. De una parte la democracia universitaria faculta y reclama la más amplia participación de toda la comunidad de profesores, estudiantes y empleados en las decisiones fundamentales. La participación democrática no puede reducirse a delegar mandatos a comisiones y autoridades, sino que debe consagrarse un régimen de consulta oportuna a la comunidad de base y hacer de la presentación de cuentas de las autoridades superiores un modo regular de la vida democrática universitaria.

¿Socialistas o Socialdemócratas? Retrato del Partido Socialista Francés

Es ahora, ya disipada la euforia en torno al triunfo electoral (\"l\'état de grâce\") y surgidos los primeros problemas en cuanto a la realización del programa electoral, cuando debe plantearse, aún más insistentemente, la pregunta por la autointerpretación del Partido Socialista de Francia (PS). Cierto que tal interrogante queda relegada a un plano secundario ante la figura dominante de su ex-secretario general y hoy Presidente de la República, François Mitterrand quien, debido al carácter presidencialista de la Quinta República, representa todo el poder hacia adentro y atrae el interés de la opinión pública mundial hacia afuera. Pero, contrario a la anterior mayoría conservadora, en la cual giscardistas y gaullistas tenían poca influencia en el proceso de toma de decisiones. El PS sin duda sigue siendo el motor decisivo del proceso de transformación institucional, social y económica emprendido por el presidente, el gobierno y la nueva mayoría. La interrogante de si este cambio será, más bien, una transformación socialista o si se reeditará la política tradicional de la socialdemocracia no es una interrogante nada académica, ni para los afectados directamente ni para el entorno internacional.

Soy un Soldado de América Latina

El artículo que presentamos a continuación fue escrito durante la VI Cumbre de Países No Alineados, en La Habana, septiembre de 1979. Su autor, el general de división Omar Torrijos, era a la sazón comandante jefe de las fuerzas armadas panameñas y el líder político de mayor arraigo popular en la historia de su país. Asistía a la Cumbre como invitado especial de la Presidencia del Movimiento, y redactó estos párrafos como borrador de un discurso destinado a rebatir una propuesta que se hallaba en discusión. La propuesta abortó y el discurso no llegó a pronunciarse. En 1981, dos meses después de la trágica muerte del general Torrijos, aquellas páginas han vuelto a encontrarse. Constituyen, entre otras cosas, un significativo documento político e histórico, que expone una doctrina social y militar de la que rara vez son conscientes la mayoría de los dirigentes y analistas civiles. No es nuestro propósito comentar aquí esa doctrina, sino proporcionar una nítida fuente de primera mano; aunque condensa en pocas líneas un amplio universo ideológico, su contenido se ofrece con gran calidad. Baste añadir que el compañero Omar Torrijos empeñó su vida en ser consecuente con sus ideas y, en su valerosa e incansable fidelidad, pereció practicándolas.

Universidad y Fuerzas Sociales en América Latina

UNIVERSIDAD Y AUTONOMIA En la Conferencia sobre Planeamiento Universitario que propició la Unión de Universidades de América Latina, en el año 69, en Chile, el experto de UNESCO, Jacques Torfs, fue especialmente drástico, al denunciar el academicismo, verbalismo e ineficiencia de la universidad latinoamericana. Para vincularse a los programas de desarrollo - afirmó - debe abandonarse \"un privilegio que muchas universidades consideran sagrado y que es la autonomía\". Planteaba, así, un punto central de la problemática actual de la universidad latinoamericana. En uso de su autonomía, de su trabajo independiente, muchos centros de estudio de la región, se han marginado del proceso general de desarrollo, reduciéndose su papel muchas veces a la producción de un \"recambio\" de cuadros para el sistema.

Documentos

COPPPAL reafirma la Validez de los principios de No intervención y de autodeterminación

Representantes de 27 partidos nacionalistas, democráticos y socialistas procedentes de 18 países de América Latina, que integran la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina (COPPPAL) se reunieron en la Ciudad de Panamá los días 26 y 27 de noviembre recién pasado, para examinar la situación continental y, en especial, los dramáticos momentos que viven Centroamérica y el Caribe. Entre las personalidades asistentes a dicha reunión podemos citar a: Hernan Siles Suazo (MNRI) y Jaime Paz Zamora (MIR) de Bolivia; Carlos Andrés Pérez (AD) y Pompeyo Márquez (MAS) de Venezuela; Tomás Borge (FSLN) de Nicaragua; Guillermo Ungo (MNR) de El Salvador; Anselmo Sule (PR) de Chile; Francisco Juliao (PDT) de Brasil. Reproducimos a continuación el texto íntegro de la declaración final aprobada en este evento.

El Socialismo democrático es una alternativa al capitalismo

Creo necesario señalar que cuando este coloquio se realiza bajo el título "La Internacional Socialista: Una Propuesta en un Mundo en Crisis", tanto la Internacional Socialista como el socialismo democrático que ella postula presentan una opción permanente; no es que hayan surgido como respuesta a la crisis capitalista. Sus planteamientos constituyen una alternativa al capitalismo, esté o no en crisis, como lo veremos más adelante. Pero ha sido la crisis capitalista actual la que ha permitido una mejor comprensión del pensamiento socialista democrático y ha hecho que, a la vez, este pensamiento se vaya afinando y asumiendo nuevas dimensiones, acordes a la realidad internacional.

La abdicación final del Partido Liberal colombiano

Indudablemente, el caso del Partido Liberal colombiano fue único en la historia de los partidos políticos de América Latina: los partidos liberales desaparecieron como organizaciones políticas una vez cumplida - con pleno o relativo éxito - su misión de impulsar y ejecutar la revolución liberal. Donde las estructuras coloniales heredadas del imperio español fueron sustituidas por las instituciones y organización democrático-burguesas, los partidos liberales dejaron de ser factor de cambios revolucionarios para convertirse en la expresión política de las recién surgidas burguesías nacionales latinoamericanas obligadas a hacer frente a su nuevo adversario: la clase obrera y su ideología revolucionaria. En la casi totalidad de nuestros países se fusionaron con los partidos conservadores y movimientos políticos de derecha, abandonando, inclusive, el nombre de liberales.

SELA: Relaciones económicas entre América Latina y los Estados Unidos

En cumplimiento de lo dispuesto por la decisión 87 del Consejo Latinoamericano del SELA, se celebró en la Ciudad de Panamá, entre el 30 de noviembre y el 1° de diciembre, la Reunión de Consulta de Alto Nivel sobre las relaciones económicas entre América Latina y los Estados Unidos de América. Participaron representantes de los siguientes países: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Perú, República Dominicana, Suriname, Uruguay y Venezuela. En calidad de observadores asistieron representantes de ALADI, CARICOM, CEPAL, JUNAC y SIECA. La reunión se abocó al estudio de los siguientes aspectos: Análisis de la evolución y de las principales tendencias de las relaciones entre América Latina y los Estados Unidos la política económica internacional de los Estados Unidos y sus efectos para América Latina principios, objetivos y elementos de una política económica latinoamericana hacia los Estados Unidos en la década del ochenta; medidas regionales para fortalecer la capacidad de negociación de América Latina frente a los Estados Unidos.

Libros y autores

El Socialismo y los intelectuales

por Max Adler Siglo XXI Editores Biblioteca del Pensamiento Socialista México, 1980 285 páginas. Ha sido una excelente idea del Siglo XXI editar este libro del teórico socialista austríaco Max - no confundir con Víctor Adler (1873-1937), con un sugerente prólogo de Leonardo Paggi, sobre el papel de los intelectuales en la construcción del partido revolucionario a fines del siglo pasado y a principios del presente. Este debate, suscitado en el seno de la II Internacional, polarizó dos posiciones: una, la de quienes postulaban que el partido no puede rechazar la colaboración de los intelectuales porque éstos son elementos imprescindibles para el desarrollo de la teoría revolucionaria; y otra, que decía que solamente el proletariado podría elaborar la teoría que lo condujera a su emancipación.