Clases e ingreso en América Latina (18 / Mayo - Junio 1975)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 18 Mayo - Junio 1975

Clases e ingreso en América Latina

Los países latinaomericanos en su totalidad no solo presentan una renta inferior a la de los países desarrollados, sino que se destacan por las pronunciadas diferencias que existen entre ricos y pobres dentro de cada nación. Con la ampliación creciente de la producción y el aumento del producto bruto nacional se ha acentuado la desigualdad social.

Artículos

Comportamiento de las clases en América Latina

Para muchos sociólogos contemporáneos las clases son \"compartimentos estanco\" clasificadas y separadas rígidamente; para algunos, en especial los epígonos del conservantismo \"outrancista\", las clases no existen y son una invención del diablo; el diablo, por supuesto, es Carlos Marx, pese a que se habló de ellas desde los tiempos de Aristóteles; para otros, por fin, todo se reduce a distinguir entre \"ricos\" y \"pobres\", dualismo simplificador que elude un análisis espectroscópico de la sociedad y carece de eficacia para un diagnóstico histórico. El propósito de este trabajo es intentar una profundización panorámica en el ámbito del subcontinente latinoamericano a fin de descubrir las leyes de la sedimentación y traslación de los estratos humanos, entendidos como segmentos de sus conglomerados nacionales, su relación con el contexto universal y sus tendencias inherentes y fundamentales. Las poblaciones de América Latina se han ido plasmando paulatinamente, han obedecido a casualidades externas e internas, han alcanzado estados o formas que conocemos y se orientan hacia soluciones que, en parte también conocemos y, en otra, solamente podemos adivinar, con un buen margen posible de errores o equivocaciones.

Correspondencia americana: Poeta, pueblo, naturaleza en un poema del Canto General

Carta a Miguel Otero Silva, en Caracas (1948) de Pablo Neruda Un viajero me trajo tu carta escrita con palabras invisibles, sobre su traje, en sus ojos. Qué alegre eres, Miguel, qué alegres somos! Ya no queda en un mundo de úlceras estucadas sino nosotros, indefinidamente alegres. Veo pasar al cuervo y no me puede hacer daño. Tú observas al escorpión y limpias tu guitarra. Vivimos entre las fieras, cantando, y cuando tocamos un hombre, la materia de alguien en quien creíamos, y éste se desmorona como un pastel podrido, tú en tu venezolano patrimonio recoges lo que puede salvarse, mientras que yo defiendo la brasa de la vida. Qué alegría, Miguel!

Distribución del ingreso y desarrollo económico en América Latina

La pronunciada desigualdad entre los diversos niveles de ingreso en América Latina, que con el avance del crecimiento económico tiende, incluso, a profundizarse, deriva fundamentalmente de las marcadas diferencias de productividad entre los distintos ramos de la producción. En el curso del desarrollo económico la productividad aumentó y aumenta rápidamente en algunas áreas \"dinámicas\" o \"modernas\", mientras que las demás áreas permanecen estancadas. Este fenómeno de un desarrollo dualista se ve agudizado, en lo que a sus repercusiones sociales se refiere, por la distribución desigualdad de la propiedad de tierras y por la falta de capacidad del sector moderno de absorber plenamente la mano de obra que va ingresando al mercado de trabajo. A consecuencia de ello ha surgido un sector cada vez más numeroso de la población que está excluido del trabajo productivo y que, o bien, busca refugio en nuevas ocupaciones improductivas \"artificiales\", o bien, inunda el estancado sector tradicional de la economía con mano de obra que no se necesita, haciendo bajar de esta manera su productividad en forma adicional...

Ley de comercio exterior de los Estados Unidos: efectos sobre Venezuela

El comercio internacional de Venezuela, en lo fundamental, ha estado orientado, mayoritariamente, a los Estados Unidos de Norte América. En 1952, fecha en que se pensó renegociar el convenio comercial entre Venezuela y los Estados Unidos, el 42 % de las exportaciones venezolanas tenían como destino el país del norte; en 1969, se exporta a ese país el 43 %; en 1972, fecha en que se denuncia el tratado comercial con U.S.A., el 49 % tiene el mismo destino; y en 1973 el 50 % de las exportaciones venezolanas van a ese país. Por el lado de las importaciones las mismas proceden en casi un 50 % de los Estados Unidos.

Documentos

Declaración conjunta de los Presidentes de México y Venezuela

\"A invitación del Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Luis Echeverría Alvarez, el Presidente de Venezuela, señor Carlos Andrés Pérez, efectuó una visita de Estado a México del 17 al 22 de marzo de 1975, para corresponder a la que realizó el Presidente Echeverría a Venezuela en julio de 1974. Los dos Jefes de Estado mantuvieron sincero intercambio de opiniones sobre distintos aspectos de la situación internacional que interesan a los dos países. Analizaron con especial atención el estado de las relaciones latinoamericanas y bilaterales. Comprobaron, con gran satisfacción, que las relaciones entre México y Venezuela se encuentran en el más alto nivel y se congratularon de los estrechos vínculos de amistad, comprensión y solidaridad existentes entre los pueblos mexicano y venezolano y sus Gobiernos.

Declaración de Panamá

Los Presidentes de Colombia, Alfonso López Michelsen; Costa Rica, Daniel Oduber, y Venezuela, Carlos Andrés Pérez, suscribieron con el Jefe del Gobierno panameño, General Omar Torrijos, la siguiente declaración conjunta: ...Tomando en cuenta la importancia que tiene el apoyo unánime manifestado por la América Latina en favor del ejercicio por la República de Panamá de sus derechos inalienables como soberano territorial en toda la extensión geográfica comprendida entre sus límites con la República de Colombia y la República de Costa Rica...

Discurso de Willy Brandt, en México

Permítanme, primero, dirigirles algunas palabras en este día, para rendir mi homenaje a Benito Juárez, cuyo mensaje de paz, formulado hace más de un siglo, continúa teniendo una vigencia enorme. El mundo de hoy, tan descompuesto, necesita comprender, en toda su amplitud, esta definición de paz tan precisa y tan poco vivida. Es necesario apoyarla mediante nuevas formas de convivencia, para las que se requieren toda nuestra riqueza en ideas y nuestra firme decisión, a fin de mantener vivo un diálogo sincero que debe sobrepasar las fronteras de cada una de nuestras naciones. Sólo así podremos adquirir un conocimiento eficaz de los derechos de cada nación y de cada individuo integrante de ésta y, con ello, evitar que sigamos cayendo en el aislamiento y la arrogancia nacionalistas que originan consecuencias tan funestas.

Ex Canciller chileno en Comisión Investigadora

Nuestra patria y nuestro pueblo - el brazo de sus obreros, el sudor de sus campesinos y sus mineros, el espíritu lúcido de sus intelectuales y artistas, la valentía y la fidelidad institucional de sus soldados -, habían logrado forjar en el último rincón del mundo, entre los Andes y el mar, en los confines antárticos de la tierra, una sociedad democrática y avanzada, sobre sólidas bases jurídicas y políticas, que gracias a la lucha perseverante de las fuerzas sociales progresivas, cristalizó en la experiencia del gobierno de la Unidad Popular, definido por el Presidente Allende como un proyecto de transformación de nuestra comunidad nacional en la dirección del socialismo, en términos de democracia, pluralismo y libertad.

Pérdida de capacidad científica y tecnológica

\"La búsqueda de la autonomía por parte de los países en desarrollo no es el camino de la autarquía, incomprensible y absurdo en el estado de interdependencia actual. Por el contrario, es la condición esencial para que la relación internacional se realice entre países con capacidad para negociar, para que exista un \"do ut des\", para que las relaciones no sean de dependencia sino de interdependencia. La solidaridad no es una virtud que se practica entre desiguales, requiere de un mínimo de igualdad.

Sobre la Ley de Comercio Exterior de los EE.UU.

El Partido Revolucionario Dominicano fija su posición ante la amenaza que constituye para nuestro país la aplicación, pura y simple, de la nueva Ley de Comercio Exterior de los Estados Unidos, y frente a la discriminación que se hace en ese instrumento legal de los hermanos países de Venezuela y Ecuador. La Ley de Comercio Exterior de Estados Unidos, tanto en su redacción como en su esencia constituye un atentado a la soberanía de nuestros países. Y un veto declarado a nuestros ideales integracionistas. Nos convierte en sujetos pasivos, sin capacidad de deliberación. Pone en manos del Presidente de Estados Unidos la capacidad para retirarle a cualquier país la calidad de \"beneficiario\" por actos legítimos que son de su absoluta competencia. Mientras los Estados Unidos se reservan el derecho de anular las precarias ventajas que contiene la ley por reales o supuestas medidas que podamos adoptar, y que en su inapelable criterio lesionen los intereses de un ciudadano norteamericano, nuestros países son condenados, sin misericordia, cuando tratan de proteger sus intereses nacionales. Como puede apreciarse, un país que se proclama nuestro amigo, y respetuoso de la soberanía nacional, pretende no obstante someter a Estados libres y soberanos de todo un continente, a una capitulación vergonzosa frente a un simple ciudadano extranjero. Inviste al Presidente de Estados Unidos de superadas prerrogativas de extraterritorialidad, y del derecho a inmiscuirse en nuestros asuntos internos.

Libros

Ensayos sobre política tecnológica en América Latina

Editado por F-H. Stanzick y P. Schenkel, ILDIS, Quito, diciembre de 1974. El principal canal de transferencia tecnológica extranjera es, en la actualidad, la empresa multinacional que ha ampliado considerablemente sus actividades en la región, especialmente desde la década de los 60. La atención que ha despertado el auge de la inversión extranjera directa en América Latina y su vinculación a los problemas del retraso económico y del carácter dependiente de sus economías también ha contribuido al interés por descubrir la compleja telaraña de sus operaciones, entre las que se encuentra, precisamente, el pago por uso de tecnología extranjera.