Memoria, impunidad y derechos humanos (161 / Mayo - Junio 1999)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 161 Mayo - Junio 1999

Memoria, impunidad y derechos humanos

La ONU surge después de la Segunda Guerra Mundial con el principal propósito de evitar futuras guerras. Desde el inicio, la función de preservar la paz estuvo relacionada con diversas iniciativas políticas para imponer los derechos humanos en el plano internacional. Gracias a estos esfuerzos se ha avanzado considerablemente en la humanización del derecho internacional. Según las normas jurídicas vigentes, la discrecionalidad estatal en materia de derechos humanos es hoy mucho menor que hace 50 años. Y, lo más importante, la discusión política acerca de los parámetros del futuro sistema jurídico del mundo globalizado, hoy nos concierne a todos.

Actividad y actualidad política

La bestia acorralada

Es mucho lo que se juega en Londres. Los hombres deben ser anteriores a las leyes y la dignidad superior frente a la norma. La posibilidad de que Pinochet regrese triunfante a Chile supone el mayor peligro para la curiosa democracia chilena, porque lo convertirá de nuevo en el elemento aglutinador de la derecha más retrógrada del continente. Mientras Chile no recupere al último de sus desaparecidos, mientras no se sepa cuándo, cómo murió, quiénes fueron sus asesinos y, sobre todo, dónde están sus restos, la herida permanecerá abierta.

Aportes

Antipatía frente a la soberanía. Lógicas globales y colonialismo en Puerto Rico

La escasa popularidad del movimiento independentista está determinada por la relación cambiante y dinámica entre colonia y metrópoli desde 1898. La explicación de este fenómeno está en las concesiones políticas y económicas que EEUU ha hecho a las clases trabajadoras como estrategia para generar una hegemonía ideológica en las clases subalternas, debido a la importancia estratégico-militar y simbólica de la isla. Este ensayo intenta contestar esas preguntas desde una perspectiva histórico-mundial, y sugerir otras maneras de articular el problema de la descolonización a través de una mirada democrático-radical.

El miedo a los medios. Política, comunicación y nuevos modos de representación

Hoy el lazo social reviste un carácter atomizado y desencantado. El rechazo a lo colectivo y a la autorrepresentación emerge de la desafección ideológica hacia las instituciones políticas y de la búsqueda de un quiebre a la uniformación cultural. El mercado asume entonces la fragmentación de la ciudadanía y se ofrece como mediador ante la política. Los medios configuran el dispositivo más poderoso de disolución del horizonte nacional común, siendo mediadores de la heterogénea trama de imaginarios de identidad de las ciudades, regiones, espacios locales y barriales. Así, la acción política acaba identificada con el espectáculo massmediático. El análisis debe dar cuenta de las dimensiones que conectan las transformaciones de la cultura política con las nuevas sensibilidades que el mundo televisual cataliza. No se produce tanto la disolución de la política sino la reconfiguración de sus mediaciones.

El tortuoso e interminable ajuste ecuatoriano

Con frecuencia, se considera al Ecuador como reacio al ajuste neoliberal. Los organismos multilatelares lo incluyen en su lista de países rezagados. Las sucesivas reacciones sociales y la falta de coherencia de las elites dominantes, que han limitado una aplicación rigurosa y más completa del modelo, podrían explicar estas apreciaciones. A pesar de estas visiones, muchas veces interesadas, la economía ecuatoriana ha sido ajustada una y otra vez. Y avanza, en consecuencia, a la constitución de un remozado régimen social de acumulación ´pasadistaª: ha consolidado su tradicional papel primario-exportador, en el que predominan las explotaciones de elevada renta diferencial, que ofrece la naturaleza, más que aquellas impulsadas por el esfuerzo de sus habitantes.

Venezuela. El ocaso de una democracia bipartidista.

En este artículo se abordan las causas y proyección de la descomposición del sistema bipartidista venezolano a partir de los resultados electorales de 1998. Asumido como un proceso en el que los principales actores políticos parecen desconocer los alcances, el final del duopolio partidista queda planteado dentro de un escenario en el cual las nuevas generaciones se presentan carentes de experiencia política, por una parte, y ávidas de un cambio radical que, hasta aquí, ha venido a alimentar la incertidumbre en el gobierno de Chávez. Se concluye afirmando que la forma partidista de hacer política puede haber entrado en franco retroceso, poniendo en peligro la gobernabilidad y la paz social.

Coyuntura

El Mercosur y la devaluación del real

El artículo hace un balance del estado del Mercosur antes de la devaluación brasileña, subrayando el relativo estancamiento de la agenda de negociación intra-regional y las distintas explicaciones sobre este fenómeno. Seguidamente, se ocupa de analizar de forma breve el impacto de la crisis macroeconómica en Brasil, destacando una agenda inmediata orientada a minimizar el daño de este episodio sobre el proceso de integración y otra de mediano plazo orientada a enfrentar algunos de los problemas pendientes.

Paraguay. ¿Comienza la democracia?

La última crisis política paraguaya abierta con el asesinato del vicepresidente Luis María Argaña y cerrada con la renuncia del presidente Raúl Cubas Grau, tuvo como componente central la fuerte presencia ciudadana en las plazas frente al Congreso, donde se decidía el juicio político al mandatario. Uno de los límites principales de la larga transición paraguaya era que pese a la apertura política no se había roto el pacto cívico-militar que unía al Partido Colorado con las fuerzas armadas desde 1947. El nuevo escenario abre la posibilidad de que este divorcio se produzca.

Foco

El dilema Pinochet

El dilema en Chile no es solo cuánta justicia y perdón conseguir, sino también cuánta soberanía popular recobrar. La derecha prefiere a Pinochet en el extranjero a tener que negociar con los sectores democráticos el desmantelamiento de los enclaves autoritarios. Este caso se ha transformado en una metáfora sobre la ética, el derecho internacional y la política exterior. Los criminales de guerra de Ruanda y de la ex-Yugoslavia fueron enjuiciados por una corte internacional, y no sometidos al sistema judicial de un país determinado. Las abdicaciones nacionales de soberanía fueron en beneficio de esfuerzos internacionales y no en favor de tribunales nacionales o leyes de países específicos.

Pinochet y la soberanía chilena

Uno de los campos en el que se manifestó con más eficacia la evolución del nuevo derecho internacional es el de los derechos humanos. Resulta de vital importancia definir hasta qué límite los Estados han renunciado en favor de nuevas competencias, limitando su propia jurisdicción y creando una universal en esta materia. En ningún documento Chile ha renunciado, en favor de España, de su derecho a juzgar hechos ocurridos en su territorio. Con su actitud, el juez Baltasar Garzón afecta la soberanía de Chile y comete un ilícito internacional que compromete la responsabilidad del Estado español.

Tema central

Cuatro razones para entender la la

El artículo ofrece el estudio de un caso singular, más que una aproximación conceptual al problema. Si bien en el Perú, al igual que en otros lugares, la impunidad es un factor de corrosión de la vida social y barrera contra la convivencia democrática, hay por lo menos cuatro razones que hacen del tema un asunto particular. Los crímenes contra los derechos humanos no fueron obra de una dictadura luego reemplazada por una democracia, ocurrieron en el marco mismo de la democracia y la desgastaron; el horror fue de doble lado, Sendero Luminoso fue corresponsable de lo que ocurrió; el conflicto terminó luego de un golpe de Estado y por la vía militar, y los protagonistas del proceso gobiernan aún el país; y finalmente, por la especial condición de las víctimas.

Derecho internacional, impunidad y responsabilidad del Estado

Existe una relación entre el nuevo derecho internacional de los derechos humanos y la impunidad que suele ir asociada a su violación. La mejor garantía de que los derechos humanos no son un elemento decorativo en las relaciones internacionales, es que cada infracción sea castigada; lo contrario es estimular la comisión de nuevas atrocidades. Algunos elementos, a nivel nacional, hacen posible la impunidad de numerosas violaciones de derechos humanos; por otra parte, numerosos compromisos internacionales le imponen al Estado el deber de investigar y castigar cada uno de esos hechos. Estos tratados permitirían que cristalice la norma en cuanto principio general de derecho internacional.

Derechos humanos en Guatemala. Evidencias de impunidad o impunidad en evidencia

En Guatemala, pese a que ya no existen violaciones sistemáticas de los derechos humanos, aún persiste la impunidad. Para ello incide la falta de voluntad política del Gobierno y el funcionamiento activo de las estructuras de poder que cometieron los hechos delictivos y las violaciones. Un análisis de la administración de justicia a partir de los procesos judiciales por violaciones a los derechos humanos que actualmente se tramitan, y los principales problemas a los que se tienen que enfrentar las víctimas en el seguimiento de los mismos, indica la complejidad de la situación y los escasos avances dados por la firma de la paz.

El caso Pinochet. Chile en la encrucijada de la democracia incompleta.

El gobierno chileno ha acudido a los foros internacionales para sostener que la pretensión de España de juzgar los crímenes del ex-dictador Augusto Pinochet constituye un atentado contra la soberanía del Estado chileno. En específico, la universalidad de jurisdicción que reivindica España, según Chile, induce al caos jurídico internacional. Aquí se analizan las razones de que ocurra precisamente lo contrario. Por lo demás la actitud del gobierno, que ha confundido sus posiciones con la de sus antiguos adversarios, adictos a la dictadura pinochetista, ha debilitado la refundación democrática chilena, favoreciendo la aparición de cierto espíritu fascista. Frente a él, en todo caso, el caso Pinochet deja entrever que también se enarbola un fuerte ethos democrático que busca deshacer de una vez por todas los enclaves autoritarios, persistentes en la transición chilena. Ante ese ethos, el gobierno debe asumir la responsabilidad por su actitud frente al accidente Pinochet.

Impunidad, derechos humanos y derecho penal internacional

La ausencia de castigo en casos de violaciones de los derechos humanos, internacionalmente conocida como impunity o impunidad, es un problema de orden mundial. Los casos de Yugoslavia, Ruanda y más recientemente el proceso abierto a Augusto Pinochet han orientado la preocupación internacional por estas violaciones hacia la configuración de un derecho penal internacional. América Latina tiene una triste y variada experiencia en atropellos a los derechos humanos. En este artículo se intenta ordenar los tipos de excesos y se avanza en la propuesta de las posibles soluciones jurídicas y políticas.

La disputa sobre el pasado

Dos informes sobre la memoria de la guerra de 36 años han sido presentados en Guatemala. Uno promovido por la Iglesia católica; otro de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico, creada por los acuerdos de paz firmados por el Gobierno y la ex-guerrilla. Ambos documentos tienen un amplio terreno de coincidencia y por tanto se validan mutuamente. La sociedad guatemalteca está asomándose a las crueldades de la guerra. Los grupos de poder, entretanto, han reaccionado negativamente. El informe eclesiástico fue recibido con el asesinato de su director pastoral, el obispo Juan Gerardi. El informe de la CEH no fue aceptado por el Gobierno, siendo calificado de sesgado por los grandes empresarios y de falto de verdad por los militares. La conquista del pasado polariza discursivamente este país. Los actores parecen concientes que la disputa sobe el pasado tiene que ver con la disputa acerca del futuro.

Una palabra del idioma castellano. Historia experimentada, historia póstuma y drama jurídico

Se trata de una indagación sobre las consecuencias sociales y jurídicas que ha producido el borramiento de la memoria social sobre dramas que no están alejados en el tiempo. En el ensayo se supone que la historia que ha sido experimentada por la población argentina no ha llegado intacta a la actualidad, sino bajo la forma de ´historia póstumaª. Se postula que la vida cotidiana durante la dictadura ha tenido efectos perdurables en el tiempo, que por un lado desplazan la comprensión de lo ocurrido a la vez que han exigido de teatros jurídicos exoneradores y depuradores que se revelan, al fin y al cabo, insuficientes para apaciguar su drama constitutivo.