Los caminos de la izquierda (157 / Septiembre - Octubre 1998)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 157 Septiembre - Octubre 1998

Los caminos de la izquierda

Falta poco para los diez primeros años de la caída del socialismo real, un hecho que para amplios sectores de la izquierda de América Latina estuvo simbólicamente representado en el nivel regional por la derrota electoral sandinista de 1990. Desde entonces, no sería exagerado afirmar que la izquierda se ha recompuesto, en la medida en que un paradigma explícitamente progresista ha vuelto a intervenir en la vida política y el debate ciudadano de ideas de nuestros países. Esta recomposición hoy exhibe resultados diversos. Pero lo más notorio quizá sea el hecho de que el perfil ideológico de la izquierda, a grandes rasgos, es ahora diferente al de diez años atrás.

Aportes

¿Hacia dónde va el trabajo humano?

La derrota obrera frente al neoliberalismo, así como la reestructuración productiva desde los 80 con la flexibilidad y descentralización de las relaciones laborales a nivel de empresa, cambiaron los énfasis de la investigación hacia la fragmentación de los mercados de trabajo, el cambio tecnológico y de organización laboral. Como consecuencia de ello se encaró el estudio de la crisis sindical. Otro ámbito de la polémica acerca del futuro del trabajo ha preocupado, sobre todo, a teóricos provenientes del marxismo o que lo han tenido como interlocutor: la centralidad del trabajo en la estructuración de las otras relaciones sociales y, en particular, la capacidad de la clase obrera de tornarse sujeto colectivo portador de un proyecto alternativo anticapitalista. Esta polémica se cruza con la anterior, pero tiene alcances teóricos más amplios desde el momento en que teorías más abarcadoras y abstractas como la posmodernidad, la elección racional o la competencia comunicativa están implicadas en la discusión.

Neoliberalismo y posmodernismo en el ámbito sociocultural

Edificios conceptuales y políticos levantados a partir de contrastes, el neoliberalismo y el posmodernismo están dejando en la cultura social una desgraciada y perdurable marca. La lógica de los mercados, refractaria a lo cualitativo, iguala con su rasero utilitario capacidades y conciencias. Por el otro lado, el saber posmoderno se muestra incapaz de iluminar políticamente el proceso actual, al cual termina plegándose. El empuje neoliberal sobre el medio ambiente es un claro ejemplo de la estrategia material y los subterfugios ideológicos que rodean sus operaciones.

Coyuntura

Bolivia. Dictador se hace, no se nace

¿Cuál será la contribución de Hugo Banzer Suárez a la democracia boliviana?; ¿en qué medida, lo hecho o dejado de hacer en su gobierno, puede dar pautas para entender el grado de institucionalización de la democracia en Bolivia? Aunque una evaluación definitiva puede resultar prematura luego de un año, intento esbozar algunos rasgos identificados, los cuales podrán convertirse en tendencias o desaparecer en el futuro. Insinúo, a lo largo del trabajo, que Banzer el demócrata lo es gracias o a pesar de la pérdida de soberanía que implica la globalización y la reforma del Estado.

El mundo se abre a Cuba. Avances hacia su plena inserción internacional

Resumen. Cien años después de su independencia como colonia española en 1898,Cuba parece estar recuperando sus raíces históricas: prueba de ello es el creciente papel de la Iglesia Católica en la isla y la intensificación de sus relaciones con España. Tras dos años de relativo aislamiento como consecuencia de la ´crisis de las avionetasª en febrero de 1996, la reciente visita del Papa Juan Pablo II ha abierto el camino para una plena inserción de la isla en la comunidad internacional. Ante un creciente respaldo del régimen cubano, la posición de Estados Unidos está cada vez más aislada, mientras que tanto El Vaticano como Canadá se perfilan como interlocutores en el diferendo bilateral y en la cuestión de los derechos humanos.

Tema central

¿Hacia una nueva sociedad socialista? Cambios, crisis y configuraciones sociales en Cuba

Los cambios introducidos desde la reforma constitucional de 1992 en la política cubana iniciaron un proceso de reformas económicas significativas. En este contexto renovado, afectado por la crisis, han emergido nuevos actores sociales, no dependientes del Estado. La sociedad civil cubana se ha diversificado. Estos cambios se han producido en uncontexto de relaciones internacionales caracterizado por el agravamiento del bloqueo de Estados Unidos y por el avance en la reinserción regional de la isla. En este proceso va emergiendo un orden económico y social, y se perfila un socialismo reformado.

Izquierda y política en la agenda neoliberal venezolana

Con la aplicación del programa neoliberal durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez (1989-1993), la discusión pública sobre las privatizaciones se centró en algunos términos como beneficios laborales, normas ambientales y precio base. La candidatura del comandante Hugo Chávez para las elecciones presidenciales de 1998 ha retomado la posición izquierdista tradicional de definir la industria básica como coto del Estado. El programa electoral de Chávez está enfrentado a tres contrincantes independientes que adoptan un discurso neoliberal. La consolidación del paradigma chavista ha reinstalado saludablemente en la izquierda venezolana temas y propuestas que parecían olvidadas.

La izquierda en el gobierno. Notas sobre el PT en Porto Alegre

El PT brasileño conquistó la alcaldía de la ciudad de Porto Alegre en 1989, venciendo en las elecciones subsiguientes. Este artículo intenta explicar este éxito -inédito en el país- a partir de la capacidad demostrada por el partido para establecer mecanismos de participación que integraron a varios segmentos sociales de la ciudad al proceso de gestión municipal. Una de las lecciones para la izquierda es que debe crearse un nuevo andamiaje institucional que dote a la gestión y a la sociedad civil de instrumentos, funciones y canales que permitan el control y la participación popular en el gobierno.

La izquierda latinoamericana Búsquedas y desafíos

Las transformaciones recientes en la estructura social, en las relaciones de poder y en los escenarios internacionales, generan desafíos que los actores de la izquierda latinoamericana enfrentan con desigual éxito. Se identifican tres tipos principales de respuesta a esos desafíos: la evasión hacia el ideologismo, la moderación de las propuestas para no antagonizar al bloque de poder, el diseño creativo de alternativas viables de cambio a partir de lo que existe. En esta perspectiva propiamente política, se señalan las tensiones que surgen entre la activación social y el desinterés creciente por la política en segmentos amplios de las clases medias y populares; entre la dimensión representativa y la dimensión participativa de la democracia, y la necesidad de articulación de la política institucional a la movilización popular.

La izquierda uruguaya. Entre la oposición y el gobierno

En las peculiares claves de su democracia pluralista, el Uruguay ha sido gobernado en régimen de presidencialismo de compromiso y recorre la experiencia del presidencialismo de coalición, mediante una gestación de políticas públicas y de reformas estructurales, necesariamente negociada, que exige transacciones y márgenes consensuales anchos. Para ganar y para gobernar, el Frente Amplio -que ha pasado por muchas innovaciones- tendría que estrenarse también en estas sintonías. Es un desafío de enorme importancia, para la izquierda y para el país.

Los herederos del populismo. La experiencia del PRD y el Frente Grande

La historia siempre presenta interesantes paradojas. Difícilmente se podrían encontrar en el contexto latinoamericano dos partidos políticos que muestren en su origen mayores similitudes como el PRD mexicano y el Frente Grande argentino. Sin embargo, sus derroteros los fueron diferenciando más y más, llevando a uno de ellos a ser casi un partido antisistema fuertemente vinculado a la protesta social y al otro hacia un formato masmediático en búsqueda del centro del sistema. Hacia fines de la década nuevamente la historia parece juntarlos: hoy ambos se encuentran embarcados en complejos procesos de institucionalización y se han convertido en actores importantes que tienen posibilidades reales de alcanzar el gobierno de sus países.

Perú. Adiós a la izquierda

Entre 1986 y 1995 la Izquierda Unida pasa de tener más del 30% de los votos a conseguir menos del 1%. Este dato es ilustrativo de la crisis múltiple en la que se vio sumida la izquierda peruana en general. Es difícil saber cuánto tiempo llevará su recuperación y si ello es posible. En cualquier caso podemos buscar en el pasado las tensiones sociales y las distintas tradiciones ideológico-políticas de la izquierda que marcaron casi todo este siglo.