Drogas, sociedad y estado (130 / Marzo - Abril 1994)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 130 Marzo - Abril 1994

Drogas, sociedad y estado

En el presente número Nueva Sociedad pretende dar cuenta de algunas de las aristas del problema de las drogas. Los riesgos de transferir el carácter delictivo y la información de una actividad cuantiosa como la de las drogas al conjunto institucional de los Estados latinoamericanos es demasiado grave como para continuar apartándolo de la spáginas policiales de la prensa.

Aportes

El Movimiento Sindical Latinoamericano en los años 90

¿Qué futuro le aguarda al movimiento sindical latinoamericano en la década de los 90? Ciertamente, el futuro inmediato no se vislumbra como un período de claros avances. Antes de que el movimiento laboral pueda avanzar nuevamente, debe reorganizarse, reagruparse y experimentar una reforma. Debe dedicarse con ahínco a diseñar una estrategia adecuada para la coyuntura contemporánea y ocuparse de que se ponga en práctica. Cualquier estrategia debe incluir los siguientes puntos programáticos: un amplio plan de desarrollo social y económico que contrarreste el pensamiento conservador o neoliberal que ahora está en boga; llegar a los no sindicalizados y a los nuevos movimientos sociales; intentar alcanzar niveles más altos de organización y romper las barreras Ideológicas que existen actualmente entre los trabajadores, tanto en los sindicalizados como en los que no lo están; hacer un esfuerzo concertado para formular una estrategia internacionalista a escala continental o global.

Violencia política, reforma y reconstrucción en Sudafrica

Muchas veces se ha dicho que la violencia política que recorre Sudáfrica es culpa del áparteid. Si se trata de establecer un argumento moral, entonces eso es obviamente cierto. Pero si se está buscando una explicación fundada en procesos materiales, sociales e históricos, entonces hay que considerar dos preguntas: ¿por qué esto está ocurriendo ahora que el áparteid está en desaparición, en lugar de hace 15 ó 20 años cuando estaba en pleno apogeo? Lo que es más, ¿por qué en una sociedad en la que los blancos han dominado y oprimido históricamente a los negros, y muchas veces con violencia, la gente negra se está matando entre sí en lugar de matar blancos? Plantear esas preguntas reformula toda nuestra óptica de la violencia; hay que buscar las raíces de la violencia en los efectos de la desintegración del áparteid, antes que en su práctica continua.

Coyuntura

Guatemala. El problema democrático

Desde la perspectiva del sentido común, ¿qué significa hablar de «democratización» en Guatemala, donde para muchas personas la vida diaria continúa totalmente militarizada y represiva? ¿Y por qué concentrarse en las elecciones en un ambiente donde la democracia electoral ha sido severamente restringida y muchos consideran que desacreditó al régimen civil? Estas preguntas parecen especialmente pertinentes en un momento en que el vecino El Salvador, en contraste, se está preparando para «la elección del siglo», con total participación del FMLN.

México. El desafío de las guerrillas

Hace 20 años que en México no había un alzamiento como el que se presenció con la llegada de 1994. Incluso podríamos afirmar que las guerrillas rurales de los años 70 en el estado de Guerrero nunca tuvieron la capacidad de hacer «guerra de posiciones», como fue la toma de San Cristóbal de Las Casas y cinco poblados. Después de un mes de la aparición pública del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) con los combates en la región conocida como «Los Altos», a menos que se logre una negociación rápida, el léxico político mexicano se deberá acostumbrar a usar términos como guerra popular prolongada, guerra de posiciones, guerra de guerrillas, guerra de movimientos, etc. ¿Tiene esa guerrilla capacidad de expandirse?, ¿cuál es su base social?, ¿desde cuándo existe?, ¿cómo incidirá en el sistema político mexicano? En términos militares, lo que el EZLN hizo fue emplear el «factor sorpresa», clave en el éxito de toda acción militar, y ocupar una ciudad repleta de turistas para hacerse conocer en el país y el mundo.

Perú. El referéndum y la disputa por el Estado

El 31 de octubre de 1993, el referéndum convocado por el gobierno aprobó por un estrecho margen de 4% el proyecto constitucional destinado a legitimar el autoritarismo de Fujimori. Este resultado ha sido interpretado como una derrota política del gobierno, más si se considera que Fujimori planteó la contienda electoral en términos plebiscitarios. En seis departamentos la propuesta oficial triunfó y en once perdió, en ambos casos por un margen mayor de 2%. Mientras que en ocho departamentos los resultados dieron un casi empate, dado que la diferencia entre el SI el NO era igual o menor a este margen. Los votos favorables al SI se distribuyeron mayoritariamente en la zona central del país, particularmente en Lima, que cuenta con alrededor del 40% del electorado; mientras que los votos por el NO se concentraron en el norte y en el sur andino.

Perú. Nueva Constitución, vieja historia

El 31 de octubre de 1993, la ciudadanía peruana aprobó - con un margen que apenas superó el 51% de los votos, luego de descontar blancos y nulos - una constitución que es la decimocuarta de la historia nacional. De esta manera, el gobierno de Alberto Fujimori, que recurrió en abril de 1992 a clausurar el Parlamento que había sido elegido con él en 1990, buscó culminar un proceso de reingreso a la institucionalidad. El presente artículo se propone, primero, examinar las principales novedades que el texto aprobado trae, respecto a la constitución de 1979 que marcó el tránsito del gobierno militar(l968-1980) a la reinstalación de la democracia. En segundo lugar, se pondrá atención sobre algunos rasgos de la preparación del nuevo texto - en el llamado Congreso Constituyente Democrático (CCD), elegido a fines de 1992 - y a los aspectos más salientes del trámite de su sometimiento a referéndum, en octubre de 1993. Finalmente, se discutirá el significado de un cambio de constitución en el Perú de hoy, que acaso enfrenta la etapa más difícil de su historia.

Tema central

Capacidad Civil: ¿Una cuestión penal?

Un viejo y conocido dicho popular propone: «De médico, poeta y loco, todos tenemos un poco». El uso de drogas psicoactivas, con sus variados efectos, independientemente de que sean lícitas o no, parece querer atender a esa triple y universal vocación humana hacia la medicina, la poesía y la locura. Dada esta universalidad todos nosotros, en algún nivel, nos sentimos habilitados para tratar sobre el tema. Y, de hecho, en algún nivel estamos habilitados; por eso la cuestión es tan polifacética. Los problemas surgen, mientras tanto, de las absolutizaciones con que cada uno pretenda abordar la cuestión y encaminar las soluciones específicas y particulares. Y la más nefasta de las absolutizaciones es la del tratamiento unitario, dentro del derecho penal, del problema de las drogas, en el que se destaca la capacidad civil, ligado al consumo de drogas. El tratamiento legal inadecuado ha sido uno de los mayores obstáculos para el correcto avance de las soluciones.

Control de Cultivos Ilícitos. Nuevos vientos de Washington

De seguro nada nuevo a lo ya conocido en políticas y estrategias de control de drogas nos propondrá la administración Clinton. Mientras la nueva estrategia es asumida por la administración ésta se adecúa a aquélla y las asignaciones presupuestarias son coherentes con las nuevas propuestas - mayores gastos en educación preventiva y tratamientos de salud y menores en represión indiscriminada -. Asimismo, debemos esperar las readecuaciones del sistema internacional de control de drogas a las nuevas orientaciones de Washington.

El desarrollo alternativo como alternativa al desarrollo

Bolivia es el segundo productor mundial de una de las mercancías más cotizadas en los dispendiosos mercados del Norte, pero sigue siendo el país más pobre de Sudamérica. El tráfico ilícito de cocaína, que ha creado de la noche a la mañana fabulosos imperios económicos, sólo deja en Bolivia un rastro de miseria e inseguridad entre los campesinos dedicados al cultivo de coca. Y es que, como ocurrió siempre con los recursos naturales, los países ricos ganan más consumiendo las materias primas que los países pobres produciéndolas.

La Economía de la Coca en América Latina. El paradigma colombiano

El presente trabajo constituye una lectura desde la historia sobre el papel de la coca y la cocaína, en los modernos procesos sociales de transformación que viven Colombia y América Latina. En efecto queremos discutir, desde tres ángulos, algunos de los múltiples fenómenos que asombran a la sociedad contemporánea como consecuencia del espacio que ha ganado la producción y el mercado de la cocaína: la dimensión histórica, la importancia de la producción y el consumo del complejo coca-cocaína y el significado de las economías de ciclo corto en el desarrollo histórico de América Latina.

Las Relaciones Internacionales de la Cocaína

El tema del tráfico y consumo de drogas, y en particular de la cocaína, es un problema de primer orden en la agenda internacional contemporánea, y una cuestión de Estado, por tratarse de uno de los negocios ilegales sin fronteras más prósperos de la década de los 80. Abordarlo desde la perspectiva de las relaciones internacionales es sumamente complejo por la multiplicidad y heterogeneidad de escenarios y actores que, incluso dentro de un mismo país, confluyen en el diseño e implementación de esas relaciones.

Poder y Mercado. El narcotráfico colombiano y la mafia italiana

El narcotráfico colombiano y la mafia italiana constituyen dos variantes específicas de delincuencia organizada Mientras que la mafia con una lógica de poder se concentra en el campo de la extorsión y protección, el narcotráfico con una lógica de mercado lo hace sobre todo en el comercio de marihuana, cocaína y heroína. Si bien ambos esquemas constituyen puntos de partida diversos, no son excluyentes. Además, ambos se expanden en medio de una ilegalidad difusa que va más allá de la acepción tradicional de delincuencia organizada.