Gobernabilidad / ¿Sueño de la democracia? (128 / Noviembre - Diciembre 1993)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 128 Noviembre - Diciembre 1993

Gobernabilidad ¿Sueño de la democracia?

En América Latina la crisis de gobernabilidad se presenta de modo dramático porque remite a la interrogación sobre la eficacia de la institucionalidad política para enfrentar problemas económicos y sociales perentorios. La preocupación de los gobiernos de la región pasa por cómo solventar la presión derivada de la pobreza y la frustración creciente.

Aportes

La intervención estatal en las relaciones colectivas de trabajo latinoamericanas

Del conjunto de rasgos particulares de las relaciones colectivas de trabajo en América Latina, nos parece más saliente el agudo reglamentarismo e intervencionismo estatal que limita el desarrollo de la autonomía sindical, de la autonomía colectiva y de la autotutela, o sea, de la libertad sindical en su conjunto. Al mismo tiempo, esta característica viene siendo objeto de algunos cuestionamientos doctrinales y de propuestas de reforma. Por ambas razones, nos ha parecido oportuno que el presente análisis se centre en ella.

Salvador Allende, el tabú y el mito

Hay heridas que aún no cicatrizan. Es cierto. Pero, veinte años después de aquel 11 de septiembre, el ámbito de la política ha vuelto a ser el ámbito del diálogo. Es común ver a viejos enemigos que se saludan, a veces hasta con afecto. Y quienes mantienen el ánimo ideológico-belicoso de antaño, más parecen boxeadores que ensayan golpes con su sombra. Son efectos de la renovación ecuménica y del fin del «confrontacionismo», que caracterizan a nuestra democracia escarmentada. En este contexto, todo indica que ya está llegando el momento de enfrentarse, con todo respeto pero sin miedo, al tabú y al mito tejidos alrededor de Salvador Allende.

Tendencias de las mafias colombianas de la cocaína y la amapola

El «declive» relativo del núcleo mafioso antioqueño debido al peso de la «guerra» con el gobierno, las entregas de los Ochoa, de Escobar y sus hombres, así como los golpes propiciados a su aparato militar por un lado y el repliegue de la mafia caleña, por el otro, no sólo han ocasionado rupturas en las mafias tradicionales sino que han facilitado el surgimiento y consolidación de subnúcleos independientes ávidos de nuevos productos distintos a los ya acaparados por las viejas mafias. En este sentido es que la amapola presenta un panorama mucho más complejo que la coca-cocaína, pues la fractura de sus impulsores puede en un futuro generar en Colombia fenómenos mucho más violentos que los hasta ahora vividos con la cocaína.

Coyuntura

Chile renueva su democracia

A pocas semanas de las segundas elecciones presidenciales en democracia - tras el largo paréntesis autoritario del régimen pinochetista - el escenario político chileno aparece marcado a fuego por dos fechas claves que han signado este año las dos crisis más graves del gobierno y de las no resueltas relaciones cívico-militares: el 28 de mayo, día del llamado «boinazo» pinochetista y el 11 de septiembre, cuando la conmemoración de los 20 años del golpe de Estado dejó un saldo de dos muertos, los primeros de la democracia recuperada.

Colombia. Fragilidades y promesas de la doble transición

Sin duda el rasgo que mejor caracteriza al actual momento sociopolítico y económico en Colombia es la coexistencia de un doble proceso de transición. En efecto, la asunción de un nuevo modelo de desarrollo económico de fuerte orientación neoliberal coincide con una profunda transformación del ordenamiento constitucional dirigida a ampliar y fortalecer la democracia.

Honduras. ¿Del ajuste neoliberal al liberalismo social?

En la actual situación que vive el país, es definitivamente el proceso electoral el eje principal de la dinámica política de Honduras, habida cuenta de que el próximo 28 de noviembre se celebrarán las elecciones presidenciales, parlamentarias y municipales, en todo el país y abarcando la totalidad de cargos de elección popular. Se trata de la quinta elección constitucional sucesiva, a partir de 1980 y de la escogencia ininterrumpida del cuarto mandatario que regirá el próximo Gobierno de la República para el período 1994-1998; sin duda esto indica una significativa consolidación del régimen democrático en Honduras y un importante grado de estabilidad institucional, que se proyecta hacia el fin de siglo.

Libros

«O inventamos o erramos»

América Latina, hoy. Varios autores, Siglo XXI Editores-Universidad de las Naciones Unidas, México, 1990, 312 pp. Los movimientos populares en América Latina. Daniel Camacho y Rafael Menjívar (coord), Siglo XXI Editores-Universidad de las Naciones Unidas, México, 1989, 560 pp. Los sistemas políticos en América Latina. Lorenzo Meyer y José Luis Reyna (coord), Siglos XXI Editores-Universidad de las Naciones Unidas, México, 1989, 390 pp. ¿Qué queda de la representación política?Mario dos Santos (coord), CLACSO-Editorial Nueva Sociedad, Caracas, 1992, 152 pp. La filosofía política ha sido otra vez seducida por el liberalismo. Es tal la virtual hegemonía del pensamiento liberal, especialmente entre los intelectuales, que el fenómeno sufre la falta de reconocimiento de toda obviedad. Lejos del fundamentalismo de Fukuyama y de su ingenioso pero patético remake de Hegel para proclamar el Fin de la Historia, la teoría política contemporánea se encuentra en la tarea de balancear lo más preciado del humanismo de sus doctrinarios con las salvajes políticas neoconservadoras que algunos de ellos han inspirado...

Posiciones

IV encuentro del foro de Sâo Paulo. Declaración final

El IV Encuentro del Foro de Sao Paulo, reunido en La Habana entre los días 21 y 24 de julio de 1993, con la presencia de 112 organizaciones miembros y de 25 observadores de la región, se constituyó en una demostración de vitalidad de las fuerzas políticas de identidades nacionalistas y antimperialistas, democráticas y populares, de Izquierda y socialistas de América Latina y el Caribe comprometidas con los cambios profundos en nuestro continente. Asimismo, la asistencia de observadores representantes de 44 instituciones y fuerzas políticas de América del Norte, Europa, Asia y Africa, revela la significación que el Foro ha adquirido.

Tema central

América Latina. Gobernabilidad y democracia en sociedades en crisis

La democracia política, en proceso de construcción en América Latina, tan llena de avatares y debilidades que se originan tanto en el interior de la sociedad como en el Estado mismo, ha fundado ya serias dudas acerca de sus bondades prácticas. La instauración de gobiernos civiles, libremente electos y en su inmensa mayoría pertenecientes a partidos que experimentaron en la oposición los rigores de la intolerancia, parece no ser suficiente. La desconfianza hacia la política se traslada como desconfianza hacia la democracia. Por ello, el problema de la gobernabilidad está anudado a otro tipo de crisis, el de la construcción democrática en sociedades postautoritarias y empobrecidas, problema que tiene dos dimensiones constitutivas: la eficacia y la legitimidad.

Aprendizaje y gobernabilidad en la redemocratización chilena

Nuestra hipótesis es que la gobernabilidad democrática en América Latina exige un tipo de relación entre Estado, sistema de representación y base socioeconómica de actores sociales caracterizado no por la fusión tradicional de estos componentes como ocurrió la mayor parte de este siglo, sino por el progresivo fortalecimiento, autonomía y complementariedad de ellos. Ello supone un nuevo tipo de acción y estilo políticos, lo que, a su vez remite a la cultura política de una sociedad. Los aprendizajes colectivos son los que van modificando la cultura política y afectando, de este modo, los problemas concretos de gobernabilidad.

Estado, Democratización y ciudadanía

Para comprender adecuadamente diversos procesos de democratización deben ser revisadas las concepciones corrientes sobre el Estado, especialmente en lo referido a la dimensión legal del mismo. Resultan verificables varios contrastes entre democracias representativas y consolidadas y las formas democráticas - es decir, poliárquicas - emergentes en muchos países recientemente democratizados. Desde esta perspectiva, se produce una serie de fenómenos no teorizados hasta ahora, excepto en tanto desviaciones de un patrón supuestamente modal de democratización. Conceptos como democracia delegativa, ciudadanía de baja intensidad y un Estado que combina elementos democráticos y autoritarios pueden introducirse en función del análisis de tales fenómenos.

Gobernabilidad y democracia en México. Avatares de una transición incierta

Los análisis sobre las transiciones políticas en América Latina se concentraron en un enfoque dominante: el estudio del cambio de reglas al nivel del régimen político, esto es, el juego de reglas que determina «quién» gobierna. En este punto el debate sobre la transición mexicana no ha sido una excepción. Sin embargo, a la luz de las experiencias de otros países de la región, se ha revelado de importancia vital compaginar ese enfoque con el que atiende a los problemas del «cómo» se gobierna; y más específicamente, con el estudio de las condiciones del gobernar eficaz. En este ensayo se intenta analizar algunas líneas de esta incierta transición mexicana anudando los dos polos de un mismo eje problemático: gobernabilidad y democracia.

Integración y gobernabilidad. Los nuevos desafíos de la democracia en Bolivia

La unión, en el binomio presidencial triunfante, de los dos extremos étnico-culturales del espectro boliviano, fue el rasgo que hizo de esta fórmula una propuesta inquietante. Recordó a los bolivianos una segmentación cultural del país pendiente de resolución. División y segregación que obstaculizarían, en el mediano plazo, la propia viabilidad de Bolivia como nación moderna y multiétnica.

La «doble transición» en el Uruguay. Gobierno de partidos y neo-presidencialismo

En las últimas décadas, al igual que otros países de la región, el Uruguay experimenta una «doble transición». La primera se refiere a la superación del régimen autoritario instalado en 1973 y se cierra con la restauración democrática en 1985. La segunda transición viene de atrás, está lejos de concluir y comprende de manera muy amplia una serie de modificaciones fundamentales en la forma del Estado, en el sistema político y en el régimen económico, incluyendo cambios de importancia en la estructuración social, identidad nacional y prácticas de cultura que la riegan.

Visión de la democracia y crisis del régimen

Cuando se registran los obstáculos impuestos a la implantación de la democracia en la región y su tardía aparición en un número significativo de países, su derrota en los años finales de los 60 y su reemplazo por regímenes autoritarios en la década siguiente, así como la crisis que la asedia entre finales de los 80 y comienzos de los 90, se vuelve necesario indagar por las causas más generales de la paradójica «naturaleza transicional», del régimen o por el frecuente «carácter abortivo» de su desarrollo.