Integración / ¿Estrategia o fatalidad? (126 / Julio - Agosto 1993)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 126 Julio - Agosto 1993

Integración ¿Estrategia o fatalidad?

La presente entrega de la revista está dedica, como el número anterior, al tema de la integración regional. Las implicancias y tendencias derivadas de los procesos en curso poseen un ritmo y una lógica a menudo vertiginosos, tanto que muchas veces se ve dificultada la capacidad de abarccarlas y exedidas las categorías de análisis.

Aportes

Corea del Sur y el Estado. De la omnipotencia desarrollista estatal a la crisis del modelo de conducción jerárquica

Cuando se discuten estrategias para el desarrollo en América Latina muchas veces se considera a Corea del Sur como un modelo digno de copiar. Con frecuencia lo que está en el fondo de esta apreciación es la posición dominante del Estado surcoreano en el proceso de la industrialización. Esta manera de percibir el caso surcoreano satisface indudablemente el estatismo de profundo cuño de América Latina.

Reestructuración neoliberal y escenarios políticos en América Latina

A pesar de la diversidad regional el fortalecimiento de los mecanismos de mercado, la erosión de la capacidad regulatoria del Estado, la limitación de los partidos políticos, movimientos sociales y actores colectivos - particularmente aquellos que representan los intereses de sectores subalternos - indican que, sometida a presiones extraordinarias para lograr inserciones más competitivas en la economía mundial, Latinoamérica se ha embarcado en una trayectoria hacia el desarrollo fundamentalmente distinta de todo lo conocido en el pasado. Si esta hipótesis es aproximadamente correcta, entonces, el orden político emergente, si bien liberal y democrático, puede regir sobre sociedades que serán fuertemente elitistas y socialmente bastante regresivas.

Coyuntura

Argentina. Hacia un nuevo modelo

En los últimos cuatro años la Argentina ha sufrido cambios que pueden ser considerados revolucionarios dadas la profundidad y velocidad con que han ocurrido. La política socio-económica implementada por el actual gobierno de Carlos Menem, más allá de su grado de éxito o fracaso en términos de estabilidad y crecimiento sostenido en el tiempo, ya constituye una revolución neoliberal por sus consecuencias de largo plazo tanto para el modelo de acumulación como para el conjunto de relaciones políticas y sociales. Es más, los cambios político económicos que se completan a partir de la asunción de Carlos Menem permiten considerar que la democracia argentina, por primera vez desde 1930, está consolidada y que la tendencia presente es hacia un escenario donde el régimen democrático será simultáneamente estable y altamente excluyente en términos político económicos.

El Salvador. Paz conflictiva, Democracia frágil

La transición política que vive El Salvador, acelerada desde el 16 de enero de 1992, fecha histórica signada por la firma de los acuerdos de paz entre el FMLN y el gobierno, ha sufrido numerosos altibajos. Esto es lógico si partimos de la base de que los traumas y conflictos que se acumularon durante los 12 años de guerra civil apenas comienzan a cicatrizar en la sociedad. Los saldos del conflicto: económicos, demográficos, sociales, políticos, humanos, además de las repercusiones internacionales que tuvo la guerra civil salvadoreña, hacen evidente los retos que debe afrontar ese país y su población para restaurar su sistema económico, la confianza política entre todos los sectores involucrados y sentar las bases para una nueva convivencia social.

Posiciones

Cambios geopolíticos e integración

En esta última década del siglo xx asistimos al agotamiento de los modelos económicos basados tanto en el socialismo como en el capitalismo de Estado. La experiencia histórica demuestra que ambas alternativas son incapaces de promover el desarrollo según bases permanentes. También asistimos a la concomitante formación de bloques geopolíticos, en busca de una mayor eficiencia en comparación con el nivel de desarrollo de los países aislados, protegidos por barreras arancelarias y no arancelarias.

Encuesta a empresas industriales exportadoras Latinoamericanas sobre el proceso de integración regional. Informe de resultados

Este informe tiene como objetivo comentar y analizar algunos de los principales resultados obtenidos en la encuesta a empresarios industriales exportadores sobre el proceso pasado y futuro de la integración regional, llevado a cabo por INTAL (Instituto para la Integración de América Latina) en 1991, en 11 de los principales países latinoamericanos.

Tema central

El Mercosur. La geografía a la espera de actores

La decisión de crear un área de integración económica para los cuatro países del Cono Sur del continente latinoamericano es una de las apuestas más significativas de la nueva etapa que atraviesa la región. El Mercosur plantea un desafío y, al mismo tiempo, ofrece nuevas posibilidades para el desarrollo económico, luego del extenso período de frustración de la «década perdida». Los convenios ya firmados por los gobiernos que lo integran han permitido recorrer los primeros pasos, pero no aseguran, todavía, su concreción. En rigor, más que una realidad, el Mercosur es una apuesta, una tarea abierta.

El movimiento sindical ante los procesos de integración

Los últimos avances en los diversos procesos de integración regional plantean no sólo desafíos, también presentan omisiones por parte de las instancias responsables de su articulación. La falta de consulta y participación de los sindicatos en los mecanismos elegidos para el progreso de la integración, puede derivar en fuertes desajustes económicos y sociales así como también erigirse en condicionante para el éxito de los procesos. La participación de los trabajadores debe exceder la reunión esporádica para centrarse en la investigación, asesoría y acción política concretas.

Globalización financiera y estrategias de desarrollo

Las posibilidades de un nuevo ciclo de desarrollo a nivel mundial pasan por reformas socioeconómicas en los países atrasados y de desarrollo medio para destrabar los canales de crecimiento y generar un movimiento financiero no especulativo, ligado a una nueva fase de expansión del sistema productivo. ¿Pero cuáles son las posibilidades de una nueva política industrial latinoamericana y caribeña que aproveche sus ventajas relativas y el potencial de sus fuerzas productivas en el contexto de una fuerte reestructuración de la economía mundial, donde las fuerzas capaces de ordenar intereses y potencializar capacidades productivas pasaron a desempeñar un papel fundamental?

Innovación e integración en América Latina. Nuevos puntos para una vieja agenda

El tema de la innovación tecnológica e integración en América Latina enfrenta desafíos por cierto mayores que las mismas problemáticas de los países desarrollados. El elemento central de diferenciación radica en la debilidad de las capacidades nacionales latinoamericanas. Así, la integración debe servir al doble propósito de fortalecerlas a nivel de cada país y de la región como un todo.

Integración académica y nuevo valor del conocimiento

Hoy día se hace más urgente la necesidad de intensificar la integración y participar en la construcción de una globalidad solidaria que no esté signada por los intereses de las leyes del mercado. No solamente para lograr el éxito de las políticas de desarrollo científico y tecnológico que tomen en cuenta los aspectos culturales y sociales del área, sino también como forma de reflexión endógena acerca de los propios problemas de la región.

La Integración Europea. Consecuencias para América Latina

El presente artículo tiene cómo propósito ofrecer una perspectiva equilibrada de las probables consecuencias que el proceso de integración europea puede deparar a América Latina, básicamente desde finales de 1992, culminación de más de 30 años de integración europea. Evidentemente el Mercado Unico Europeo (MUE) trata en lo fundamental la integración y el desarrollo de la CE propiamente dicha. Por lo tanto la repercusión sobre América Latina será fundamentalmente un efecto secundario no previsto. Más aún, las consecuencias del MUE serán relativamente menos fuertes para América Latina que para otras regiones con vínculos económicos más estrechos con la Comunidad Europea.

La política de la integración

En el actual contexto latinoamericano, la integración subregional precisa un análisis a la luz de la calidad de las instituciones políticas sobre las cuales se asienta como proceso, y no sólo de las ventajas comerciales que ella representa o su necesariedad para un crecimiento económico sostenido en un mundo de economías abiertas y alta competitividad. Me refiero a las instituciones que dentro de cada país deben sancionar las políticas en este campo, particularmente los parlamentos y los organismos estatales especializados del ramo, más que a los organismos multilaterales de integración, si bien estos son muy importantes para evaluar el proceso global.

TLCAN. Ganadores y perdedores

Existe una ausencia teórica suplantada por un discutible pragmatismo respecto de la necesidad de interpretar y dar respuestas adecuadas a la forma en que los Estados enfrentan la globalidad de la economía. Las tesis clásicas se han vuelto impotentes para explicar estos fenómenos. La inserción en el Mercado internacional de México es perentoria e ineludible. El TLCAN es el medio más cercano y adecuado según el gobierno mexicano, aunque cause leves conflictos internos, al contrario de lo que sucede en EEUU. Existe un voluntario entorpecimiento por parte de este país para la firma del Tratado dirigido a satisfacer ciertos intereses; esto muestra la debilidad de los acuerdos internacionales y la pervivencia en gran medida, de las viejas teorías de la «lucha de clases», nacional e internacional.