Estética / Cultura. Sociedad (116 / Noviembre - Diciembre 1991)
Revista
Nueva Sociedad NUSO 116 Noviembre - Diciembre 1991

Estética Cultura. Sociedad

El cotidiano transcurso de los pueblos construye una cultura y de manera indirecta permite la circulación de las propuestas estéticas. Esta labor se renueva permanentemente encarando una faceta de la historia, hasta que la misma historia los supera. Uno de los dilemas de la región consiste en garantizar la subsistencia de redes de circulación y producción democráticas, hoy amenzadas por los valores elitescos y eficientistas de los ajustes neoliberales.

Análisis

Los acuerdos de San José y la identidad de la nueva Europa

En lugar de centrar directamente nuestra mirada sobre la relación entre la Comunidad Europea y América Central, mi perspectiva pretende focalizar la atención sobre el desarrollo de una Europa cada vez más unificada, entendida como un actor internacional que gradualmente adquiere un rol global. Este artículo considera los motivos y limitaciones de un proceso semejante, y las razones por las cuales tiene más fuerza en algunas áreas - por ejemplo, aquellas que conciernen a la reestructuración económica y la convergencia en el largo plazo - que en otras - más claramente la dimensión de la seguridad -.

Política criminal y humanismo en la reforma de la justicia penal

Las políticas criminológicas existentes en la región se caracterizan por la ausencia de cursos de acción integrales. Se privilegian los sistemas policíacos, incentivando de hecho el crecimiento de esos ejércitos paralelos constituidos por los cuerpos de vigilancia privada. Mientras tanto, la población carcelaria está sobredimensionada y sufre permanentes violaciones a los derechos elementales. Algunas reformas en curso permiten mirar con incierto optimismo un panorama complejo y sobrecogedor.

Una cartografía simbólica de las representaciones sociales

Al utilizar como base metafórica un objeto tan usual como el mapa, la cartografía simbólica del derecho quiere contribuir a vulgarizar y trivializar el derecho con el objeto de abrir camino hacia un nuevo sentido común jurídico. Trivializar y vulgarizar el derecho implica necesariamente, en una fase de transición ideológica, cuestionar y criticar el poder social de los que insisten en la sacralización, ritualización y profesionalización del derecho.

Un montaje siniestro. Escenas de impunidad en la Argentina posdictatorial

Este trabajo busca sumergirse en la cotidianeidad de un país cuyas leyes, sancionadas en el período democrático, obligan a sus habitantes a la convivencia con criminales impunes. Fantasmas, doble moral, afianzamiento de la sociedad opresiva, son algunas de las consecuencias que se advierten en el intercambio simbólico colectivo. Ese lento deslizarse hacia una sociedad sin límite para el crimen es un hecho inseparable de la ausencia de justicia. Los sobrevivientes de los campos de concentración vemos cómo los culpables circulan libres, materializando y colectivizando situaciones de sometimiento, a las que fuimos condenados durante nuestros secuestros.

Coyuntura

Brasil, el país de la crisis

Perspectivas sombrías se perfilan para este final de año y posiblemente para todo el 92 en Brasil, tanto en los aspectos político y económico, como en lo social. En lo político se percibe día a día la pérdida gradual de gobernabilidad; en lo económico no se logra controlar la hiperinflación y la recesión. Y como consecuencia de ambas falencias se produce el agravamiento del hambre y de la miseria del pueblo, acercando al Brasil a los índices de las sociedades más miserables del planeta.

Chile o el desencanto consensuado

La transición chilena desde la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-89) hacia la democracia bajo la conducción del democristiano Patricio Aylwin no ha sido apta para corazones tiernos o estómagos delicados. La transición propiamente tal habría finalizado en agosto último, 18 meses después de iniciada cuando el presidente Aylwin y su vocero Eugenio Tironi, la dieron sorpresivamente por superada, para dar inicio a una nueva etapa caracterizada por una democracia aún susceptible de ser perfeccionada, pero democracia al fin, donde la labor preferencial del gobierno estará dedicada a las «realizaciones» en un marco de «eficiencia».

Honduras, los laberintos del ajuste

Como en el resto de América Latina, la coyuntura que vive Honduras se encuentra marcada por los procesos de ajuste económico, democratización política e intentos de modernización del Estado. Todo ello dentro del actual contexto mundial de reestructuración y globalización de la economía, bajo la implacable hegemonía del mercado y las nuevas tendencias del comercio y las finanzas internacionales. En el caso hondureño dichos procesos se encuentran encabezados por el tercer Presidente constitucional de la República en el lapso de una década (1981-1991), después de una Asamblea Nacional Constituyente realizada en 1980 y tres elecciones sucesivas para escoger autoridades supremas.

Libros

Estrategias del fin de siglo

Imágenes desconocidas. La modernidad en la encrucijada posmoderna. Fernando Calderón (comp.) CLACSO, Buenos Aires, 1988. Revista de crítica literaria latinoamericana. Antonio Cornejo Polar (ed), año XV, n° 29, Lima, ler. semestre de 1989. Modernidade: Vanguardas Artísticas na América Latina. Ana María de Moraes Belluzzo (comp.), Memorial-UNESP, San Pablo, 1990. Nuevo Texto Crítico. Jorge Ruffinelli (dir.), año III, No. 6, Stanford University, segundo semestre de 1990. Culturas híbridas. Estrategias para entrar y salir de la modernidad. Néstor García Canclini, Grijalbo-Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, México, 1990. El imperio contracultural: del rock a la posmodernidad. Luis Britto García, Nueva Sociedad, Caracas, 1991. La perplejidad y el azoramiento en que se encontraba buena parte de nuestras ciencias sociales en las dos últimas décadas, se vieron de pronto sobresaltados por la irrupción, en la cultura occidental, de un concepto y su problemática. Desde principios de los años 80, la posmodernidad y los debates en torno a ella se han convertido en moneda corriente en América Latina, a tal punto que sirven para designar tanto lo nuevo como el reciclaje de lo viejo, lo propio como lo extranjero y, fundamentalmente, sirven tanto para complejizar una reflexión como para trivializarla.

Posiciones

Declaración de Guadalajara

Los jefes de Estado y de Gobierno de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela, reunidos en la ciudad de Guadalajara (México), los días 18 y 19 de julio de 1991, hemos acordado emitir la siguiente declaración: 1. Con especial beneplácito nos hemos congregado, por primera vez en la historia, para examinar en forma conjunta los grandes retos que confrontan nuestros países en un mundo en transformación...

Declaración de México

Entre el 12 y el 15 de junio de 1991 se llevó a cabo en la ciudad de México el II Encuentro de los Movimientos y Partidos Políticos del Foro de San Pablo. El evento reunió a 68 organizaciones y partidos políticos provenientes de 22 países de la región así como también a 12 instancias políticas de Europa, Canadá y Estados Unidos. Como sucediera con el Primer Encuentro, la declaración es considerada una muestra del pensamiento político de la izquierda partidaria a nivel continental.

Tema central

El signo heterodoxo

Esta reflexión sobre práctica estética y referente político-social se ubica en el pasado contexto del Chile autoritario. Contra los ritualismos expresivos de la sensibilidad ortodoxa (arte contestatario y cultura militante), un grupo de obras hizo del lenguaje su escenario de la revuelta. Palabras e imágenes fueron la zona de disturbios que conflictuó la racionalidad unívoca de la interpretación sociologizante y el discurso instrumentalizador de la representación política.

Lo actual y la modernidad

El caso del Brasil es ilustrativo acerca del hecho de que más allá de los valores positivos con que muchas veces quiso contemplarse el así llamado Tercer Mundo, el proceso de modernización implicó no sólo el reflejo revertido de los \'defectos\' de los países centrales sino también un proceso de constitución de identidad en el cual, al contrario de su papel real en los años 20, la técnica ha jugado un papel fundamental.

Política y cultura. Desencuentros y aproximaciones

Resulta conveniente - más que divagar en un plano teórico - interrogarse históricamente por las relaciones entre el ámbito de la cultura y de la política. En esta perspectiva, tanto en América Latina como en otros continentes, los ejemplos de desencuentro y de relación conflictiva abundan. Vale la pena examinar algunos de ellos para referirnos a las lógicas que subyacen a estos dos ámbitos

Puerto Rico. Cultura, memoria y diáspora

Para la mirada imperial, tan profundamente arraigada en la imaginación liberal intelectual norteamericana, la historia de los colonizados apenas existe. O sólo existe en las sombras de los márgenes borrosos, como las comunidades puertorriqueñas que hacen su vida en las ciudades norteamericanas. Desde una posición de supremacía cultural, propia de todo orientalismo, el Otro es lo exótico, lo extraño o amenazante que pierde o altera su significación según sea necesario, y que sólo pasajeramente perturba el curso de los acontecimientos. Es el antiguo arquetipo de Próspero y Calibán. El poder normativo del conocimiento es inseparable de las relaciones de poder

Un debate sobre la cultura

Modernidad y posmodernidad se contraponen como formas de conceptualizar la cultura; su coexistencia da el tono de época a estos últimos años del siglo XX: ni la modernidad se resigna a cerrar el proyecto que Habermas juzgó inconcluso, ni la posmodernidad posee todavía la densidad filosófica y la complejidad institucional que fue obra de los modernos. La problemática actual obliga a repensar críticamente el proyecto moderno, y que esa revisión incluya aspectos de la perspectiva llamada posmoderna.