Apuntes de integración en América Latina 3/2015

Resumen de noticias y novedades vinculadas con las iniciativas y los bloques regionales latinoamericanos.

Apuntes | Apuntes de integración en América Latina 3/2015 | Julio - Octubre 2015

Alianza del Pacífico

Si bien el acuerdo marco de la Alianza del Pacífico fue suscrito el 6 de junio del 2012 por los presidentes de Chile, Colombia, México y Perú, el texto recién entró en vigor el 20 de julio pasado, consolidando institucionalmente el proceso de integración. Esto ocurrió dos semanas después de la décima cumbre presidencial de la Alianza, donde los líderes de cada país expusieron avances del proceso de integración en el intercambio de bienes, la libre movilidad de personas, la integración financiera, el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas y la cooperación en educación. El encuentro concluyó con la Declaración de Paracas, en la que se establecieron los mandatos presidenciales para los grupos técnicos y se acordaron algunos objetivos específicos en los que avanzar en el futuro próximo, entre ellos, fortalecer las ventanillas únicas de comercio exterior, facilitar la movilidad de profesionales para que se desenvuelvan en los países del bloque y crear el Fondo de Capital Emprendedor para impulsar el desarrollo de las PyME. A partir de esta cumbre, el mandatario peruano, Ollanta Humala, quedó a cargo de la presidencia pro tempore del bloque y se comprometió a dar prioridad al área de educación, considerándola necesaria para alcanzar "una economía más competitiva".

Comunidad Andina (CAN)

En agosto tuvo lugar la tercera reunión sobre Convergencia de Mecanismos de Integración Subregional entre la Comunidad Andina y el Mercosur. El primero de estos encuentros se había realizado en la ciudad de Guayaquil el 5 de diciembre de 2014; el segundo, el 10 de marzo de este año en la ciudad Mitad del Mundo, ambos en Ecuador. Esta vez, la sede fue Quito, siempre con el fin de analizar las posibilidades de convergencia de ambos procesos de integración sudamericana. Convocada por el secretario general de Unasur, Ernesto Samper, la reunión congregó no solo a representantes de amos bloques, sino también de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), del Tratado de Cooperación Amazónica (Otca), de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba) y de la Alianza del Pacífico.

Aunque trascendió muy poco de la reunión, se supo que el programa de la reunión incluyó un debate general y reuniones privadas entre el secretario general de Unasur y los representantes de los bloques, además de diálogos bilaterales. De acuerdo con lo que trascendió, se abordó la experiencia de cada mecanismo en las áreas social, política, económica y cultural. Además, se dio inicio al trabajo para el establecimiento de una “Agenda Positiva para la Convergencia” y una hoja de ruta para su implementación.

Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)

La XIII reunión de coordinadores de la Celac se realizó del 26 al 28 de agosto y se concentró en la discusión sobre la llamada Agenda 2020 del proceso de integración. Se trata de una propuesta en la que representantes de los países miembros trabajan desde principios de año con el objetivo de hacer operativa la voluntad política expresada en las declaraciones presidenciales. El documento establece acciones concretas que realizarán los países miembros durante los próximos cinco años, organizadas en los siguientes ejes: reducción de la pobreza extrema y las desigualdades; educación, ciencia, tecnología e innovación; medioambiente y cambio climático; infraestructura y conectividad y financiamiento para el desarrollo.

En los encuentros que mantuvieron hasta ahora, autoridades y delegados de veinte países miembros de la CELAC realizaron un análisis técnico y político de los indicadores regionales que servirán de soporte estadístico para el documento final, que se espera se apruebe en la próxima cumbre presidencial. En la misma reunión de coordinadores, los países miembros decidieron proponer la candidatura del ex mandatario dominicano, Leonel Antonio Fernández, para que dirija la Fundación Unión Europea – América Latina. Esta fundación comenzó a funcionar a fines de 2011 en Hamburgo (Alemania) con la misión de dinamizar la asociación estratégica birregional. Su presidenta, ahora saliente, fue la austríaca Benita Ferrero-Waldner, ex comisaria del bloque europeo.

Entre otros temas que se abordaron en el encuentro figuró también el pedido de la Celac de devolución de Guantánamo a Cuba, territorio donde Estados Unidos mantiene una base militar. Además, el bloque se pronunció sobre la situación en Guatemala, donde hace meses se desataron manifestaciones y hasta ataques cibernéticos al Tribunal Supremo Electoral en protesta contra la clase política a raíz de un escándalo de corrupción que involucró al entonces presidente, Otto Pérez Molina, quien luego dimitió y fue encarcelado provisionalmente días antes de la elección presidencial del 6 de septiembre. La declaración emitida por la Celac, en forma conjunta con la UE, llamaba a “los actores políticos, económicos y sociales” del país a hacer frente a la crisis con un diálogo “constructivo y equilibrado para fortalecer la democracia en el país”.

Comunidad del Caribe (Caricom)

En julio se realizó el tercer Consejo Cariforum-Unión Europea en el marco del Acuerdo de Asociación Económica que existe entre ambas entidades. Los 15 estados caribeños firmantes del acuerdo en 2008 fueron todos los países miembros del Caricom, exceptuando Cuba y sumando la República Dominicana. Este año los representantes se reunieron con los europeos en Georgetown, Guyana, con el objetivo principal de realizar una revisión general de los avances de aquel acuerdo. En este sentido, examinaron el estado de ratificación del texto por parte de los países firmantes, y urgieron a aquellos que aún no lo han hecho, de ambos lados del Atlántico, a ratificarlo cuanto antes.

Acerca de la dimensión comercial del acuerdo, destacaron las exportaciones caribeñas libres de cuotas e impuestos hacia la UE, así como las rebajas arancelarias ofrecidas por los países del Cariforum. Sin embargo, admitieron que el impacto del acuerdo en el intercambio comercial aún es limitado, y en parte lo atribuyeron a la crisis económica y financiera global iniciada en 2008, que impactó en los flujos de comercio internacional. Finalmente, los países del Cariforum reconocieron el apoyo económico de la UE para facilitar la integración regional en el Caribe y la implementación del acuerdo birregional. Este apoyo se dio a través del Fondo Europeo para el Desarrollo - Programa Indicativo regional del Caribe, cuya versión número 11 se firmó recientemente por un valor de 346 millones de euros.