Apuntes de integración en América Latina 2/2015

Resumen de noticias y novedades vinculadas con las iniciativas y los bloques regionales latinoamericanos.

Apuntes | Apuntes de integración en América Latina 2/2015 | Abril - Julio 2015

Alianza del Pacífico

La XIII Reunión del Consejo de Ministros de la Alianza del Pacífico fue la ocasión para que los funcionarios de los cuatro socios (Chile, Perú, Colombia y México) impulsaran acuerdos de segunda generación dentro del bloque de integración. En el encuentro, que tuvo lugar en México el 30 de abril, las autoridades de Chile, Colombia, México y Perú abordaron los temas en los que avanza el bloque (la eliminación de visados para ciudadanos de la Alianza que realicen visitas de turismo, el lanzamiento de un programa de becarios y la apertura de oficinas de promoción de negocios compartidas) y además trazaron una ruta de trabajo para alcanzar acuerdos “de nueva generación”. Son los que se refieren a áreas como infraestructura, PyMEs, salud, propiedad intelectual y cooperación financiera.

Lo hicieron con la vista puesta en la X Cumbre presidencial de la Alianza, que se realizó en Perú a principios de julio, donde tres líderes de los cuatro líderes -la presidente de Chile, Michelle Bachelet; de México, Enrique Peña Nieto; y el anfitrión Ollanta Humala (el presidente de Colombia Juan Manuel Santos debió anticipar su retorno a su país a causa de los atentados en Bogotá)- firmaron la Declaración de Paracas para impulsar una mayor integración. En esa ocasión Perú anunció que durante el ejercicio de la presidencia pro témpore de la Alianza apuntará a convertir al bloque en “una marca de calidad” en educación mediante el intercambio de estudiantes, la ampliación de becas y la validación de títulos académicos entre los cuatro socios.

Comunidad Andina (CAN)

Pese al estancamiento que enfrenta la Comunidad Andina desde la salida de Venezuela del bloque en 2011 (en reacción a la firma de un tratado de libre comercio entre Perú y Colombia con Estados Unidos, que promovía el beneficio de las trasnacionales por encima de los pequeños productores), las expectativas de negocios entre empresarios de los países socios parecen ser positivas. Al menos eso se observó a fines de abril en los resultados del IV Encuentro Empresarial Andino, organizado por la Secretaría General de la CAN con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). La rueda de negocios regional tuvo lugar en Bolivia, contó con la presencia de 300 empresarios exportadores y casi 200 compradores de los sectores de alimentos, textiles y confecciones, metalmecánica, materiales de construcción y plásticos, entre otros. Según la Secretaría General, el encuentro culminó con compromisos de negocios por más de 50 millones de dólares y 3.500 citas concertadas entre empresarios. Con este antecedente, el bloque ya anunció que en 2016 la ronda tendrá lugar en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil.

Pero la salida de Caracas no es el único conflicto que debilitó a la CAN. Ecuador ha protagonizado en los últimos meses una complicada pulseada comercial con sus socios -Bolivia, Colombia y Perú. Después de varias medidas de salvaguardia destinadas a proteger a su economía -y a pesar de los reclamos de los otros países del bloque por considerar que afectaban el trato equitativo entre los miembros de la CAN- Ecuador fijó en junio una salvaguardia al 32% del total de sus importaciones, en un intento por proteger a su economía golpeada por la caída del precio del petróleo. La Secretaría General emitió esta vez, para enojo de Lima, un fallo a favor de Quito, que le permite ampliar por un año más la medida de salvaguarda a las exportaciones de productos peruanos en Ecuador.

Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)

La segunda cumbre CELAC-Unión Europea se realizó de junio con la consigna “Dando forma a un futuro común” y reunió a líderes de Europa, América Latina y el Caribe con el objetivo de fortalecer las relaciones entre estas regiones. Fue presidida por el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, y por el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, a cargo de la presidencia rotativa de la CELAC. Aunque el presidente Nicolás Maduro fue uno de los ausentes más notables en la cumbre, Venezuela fue probablemente el factor más divisivo de la reunión en Bruselas. De hecho, en los preparativos de la cumbre los parlamentarios de los dos bloques ni siquiera lograron un consenso para aceptar que la situación en Venezuela se tratase en la cumbre. Allí tampoco estuvo Raúl Castro, pero la cuestión de las relaciones con Cuba aparece como un asunto orientado hacia la "normalización", según dijo Tusk.

El encuentro terminó, como es de costumbre, con una declaración política sobre el compromiso de ambas regiones con los principios del multilateralismo y la cooperación internacional. Por otro lado se conoció una declaración más extensa sobre las posibilidades de enfrentar los desafíos globales de manera conjunta y la importancia de la asociación birregional. Por último, se difundió un Plan de Acción que expandió y revisó el que fue elaborado en la anterior cumbre, realizada en Santiago de Chile en enero de 2013. Los líderes de los países de ambos lados del Atlántico aprovecharon la ocasión para mantener reuniones bilaterales, ante todo para conversar sobre los acuerdos de asociación que la Unión Europea tiene con algunos países y procesos de integración latinoamericanos (como Chile, Colombia, México, Perú y Centroamérica) y sobre el dilatado acuerdo de asociación que desde 1999 se negocia entre la Unión Europea y el Mercosur, y que quince años después sigue sin concretarse.

Comunidad del Caribe (Caricom)

Caricom celebró el 4 de julio su 42º aniversario en Bridgetown, capital de Barbados, con el cierre de una cumbre en la que sus líderes hicieron un llamado a concretar el desarrollo sostenible, la estabilidad económica y una mejor capacidad para negociar problemas en foros internacionales. En la XXXVI Conferencia de los jefes de Estado y Gobierno del grupo, durante la cual Barbados asumió la presidencia pro témpore, se abordaron temas como las relaciones con República Dominicana por su decisión de repatriar a miles de haitianos nacidos allí, los diferendos territoriales Guyana-Venezuela y Belice-Guatemala, y el cambio climático.