Autor

Wayne S. Smith

Publicaciones

Publicaciones de Wayne S. Smith

Política-Economía-Cultura
Nueva Sociedad NUSO 80 Noviembre - Diciembre 1985

Percepciones Erradas y Oportunidades Perdidas. La Política de EEUU Frente a Cuba

Los intereses y objetivos norteamericanos en América Central en verdad antagonizan con aquéllos de Cuba. Uno podría reducir la ecuación a sus términos más simples diciendo que la situación que hoy tenemos en América Central se caracteriza por el derrumbe del viejo orden. La dinastía Somoza ha sido expulsada de Nicaragua. El puño de hierro de la alianza oligárquico-militar en El Salvador pierde terreno. Los días de dictadura militar podrían estar contados en Guatemala. Por supuesto que en cada país, los Estados Unidos desearían ver que el vacío de poder fuera llenado por fuerzas moderadas y democráticas afines con los intereses norteamericanos (aunque el apoyo norteamericano a los contras nicaragüenses indica que aquellas fuerzas bien podrían no ser, a fin de cuentas, ni moderadas ni democráticas, sino sólo afines con los intereses norteamericanos). Por otra parte, a Cuba le gustaría ver el vacío llenado por elementos radicales amigos de La Habana.

Artículo
Nueva Sociedad NUSO 63 Noviembre - Diciembre 1982

Washington - La Habana: Una Diplomacia Miope

Existen signos alentadores de que la administración de Ronald Reagan pueda practicar una política hacia la Unión Soviética que sea más razonable que la que indica la retórica de su campaña electoral. Lamentablemente, tal realismo no se evidencia con relación a Cuba; mas bien la administración parece estar predestinada a repetir todos los errores del pasado. Su enfoque del problema cubano, tan gastado como fracasado, ha dejado un mal sabor a rancio. Ningún gobierno norteamericano ha ideado una política efectiva hacia la Cuba de Fidel Castro. Las actitudes originales de EEUU, inspiradas en la atmósfera de hostilidad intensiva de los primeros años sesenta, han cambiado poco. En lo que a Cuba se refiere, los EEUU parecen atrapados en anacronismos. Como resultado de ello, las políticas norteamericanas han trabajado frecuentemente en contra de lo que deberían haber sido sus objetivos. La reducción de la influencia soviética, por ejemplo, debe ser un fin principal; pero las políticas estadounidenses han causado exactamente el efecto contrario.