Autor

Omar Davies

Publicaciones

Publicaciones de Omar Davies

Análisis
Nueva Sociedad NUSO 84 Julio - Agosto 1986

Entre la espada y la pared. La economía jamaiquina (1980-1985)

Los acontecimientos socioeconómico en Jamaica durante el período 1980-1985 son objeto en este artículo de un riguroso análisis apoyado en sólidos datos estadísticos. El autor destaca los cambios de dirección de la política económica que sucedieron al gobierno de Manley quien le asignó al Estado un rol preponderante en la conducción de la actividad económica. El actual gobierno de Seaga, a partir de 1980, cedió este rol a la iniciativa privada, al mismo tiempo que renovó los contactos con el Fondo Monetario Internacional mediante la suscripción de varios acuerdos tendientes a determinar políticas monetarias y fiscales que posibilitaran la reactivación de los distintos sectores de la producción. A pesar de las metas optimistas que se fijaron y del fuerte apoyo de la administración Reagan, en ningún área crítica socioeconómica se alcanzaron los niveles proyectados, por el contrario, la población hoy día está materialmente peor que hace 8 años. El autor concluye que resulta imposible, en Jamaica, ejecutar un plan de expansión económica sostenida, en circunstancias que hay que servir una deuda que consume aproximadamente la mitad de los ingresos y más de dos quintos del presupuesto fiscal.

Análisis de coyuntura
Nueva Sociedad NUSO 71 Marzo - Abril 1984

Jamaica: elecciones sin opción

Desde el 15 de diciembre de 1983, el único partido representado en el Congreso de Jamaica ha sido el Partido Laborista de Jamaica, PLJ, (Jamaica Labour Party), de centro-derecha, en el gobierno desde octubre de 1980. Esta situación es el resultado de la decisión que tomó el otro partido mayoritario, el Partido Nacional del Pueblo, PNP, (People\'s National Party) de boicotear las elecciones generales a que llamó el primer ministro Seaga con casi dos años de anticipación al término de su primer período constitucional de cinco años. A pesar de que en Jamaica el plazo máximo para llamar a elecciones es de cinco años, el primer ministro, quien es el jefe del partido de gobierno, puede en cualquier momento llamar a elecciones antes de que se cumpla el período mencionado. Esto es copiado del sistema electoral inglés, al contrario de lo que ocurre en otros países, como EE.UU. por ejemplo, donde las elecciones se realizan a intervalos específicos.