Autor

Luis Suárez Salazar

Publicaciones

Publicaciones de Luis Suárez Salazar

Posiciones
Nueva Sociedad NUSO 121 Septiembre - Octubre 1992

La «crisis cubana». Un análisis desde la Habana

En los últimos meses ha proliferado entre publicistas, analistas y científicos sociales el interés por diagnosticar la actual situación de la revolución cubana, por pronosticar cuál será el futuro del proyecto socialista que se edifica desde hace más de tres décadas en la mayor de las Antillas, así como por recomendar «soluciones» diversas a los problemas que afectan a ese país. Aunque el interés por el desenlace del socialismo cubano es absolutamente legítimo (en tanto la revolución cubana ha captado desde sus orígenes la atención de la opinión pública internacional y su futuro tendrá impactos indiscutibles en el escenario mundial y continental) éste no siempre va acompañado - sobre todo en los trabajos que se publican fuera de la isla - de una ponderación rigurosa de la realidad económica, social y política de ese país y a veces ni siquiera de un adecuado análisis del comportamiento de las relaciones internacionales del gobierno y el sistema político cubano.

Tema central
Nueva Sociedad NUSO 102 Julio - Agosto 1989

Conflictos sociales y políticos generados por la droga

El creciente consumo de drogas, un problema predominantemente norteamericano, desencadena todo tipo de contradicciones entre EE.UU. y América Latina, sobre la que se pretende descargar la responsabilidad de combatirlo. A su vez, al interior de nuestros países se originan crecientes tensiones entre las clases dominantes «legales» y la narcoburguesía, a la par que conflictos - muchas veces dramáticos - en que se ven envueltos pequeños campesinos cultivadores de coca o marihuana y desempleados que aportan la mano de obra. Mientras exista la demanda de drogas ilegales en los países de alto desarrollo, resultará muy difícil contener la oferta. La producción y comercialización de las sustancias psicoactivas continuará siendo un eje de la acumulación capitalista y una fuente más de la reproducción ampliada de ese sistema a escala internacional. Los enfoques moralistas deben ser sustituidos por un acuerdo político mundial sobre las drogas, en el que se contemplen los intereses legítimos de los países «consumidores» y también los de los países potencialmente «proveedores».