Autor

Leandro Konder

Publicaciones

Publicaciones de Leandro Konder

Tema central
Nueva Sociedad NUSO 66 Mayo - Junio 1983

El Marxismo en la Cultura Brasileña

El marxismo es, sin duda, una filosofía molesta, discutidora. Por ello mismo, irritante. Se comprende, por lo tanto, que sus adversarios reaccionen con aspereza a sus proposiciones polémicas. Lo que resulta más difícil de comprender es que ciertas críticas al marxismo sean siempre las mismas, a pesar de la fragilidad que demuestran en sus planteamientos. El pensamiento moderno ya ha producido varias vigorosas líneas de crítica contra los aspectos más problemáticos del marxismo. ¿Por qué razón, entonces, el antimarxismo insiste entre nosotros en la reiteración de tesis que ya están claramente desacreditadas como preconcebidas?.

Artículo
Nueva Sociedad NUSO 4 Enero - Febrero 1973

Situación política actual de la cultura brasileña

Derrotada políticamente por el movimiento militar que derrumbó el gobierno Goulart en abril de 1964, la izquierda brasileña logró todavía mantener cierta hegemonía en la vida cultural del país, por lo menos en el plan de la llamada "alta cultura", hasta el 1968. El nuevo gobierno, dirigido por el Mariscal Castelo Branco, no se preocupó fundamentalmente de los intelectuales y los artistas como tales: le pareció más urgente golpear a los dirigentes políticos y a los sindicatos. La burguesía brasileña, en general, le dio su apoyo y no se impresionó con la suspensión de los derechos políticos de 3 ex-Presidentes (Kubitschek, Quadros y Goulart), de 6 ex-Ministros de Estado, de 58 diputados al Parlamento, ni con la intervención del gobierno en cerca de 800 entidades sindicales en el primer año después de la caída de Goulart: ella consideró tal vez necesaria esa "cirugía" para poner orden en la economía nacional, que se encontraba entonces en crisis. La inflación, que había sido de 15,7 % al año en el período de 1951-53, de 19,4 % al año en el período de 1954-58, de 33,9 % al año en el período de 1959-61, llegó a ultrapasar el 70 % en el año 1963 y amenazaba alcanzar el 100 % al año del pronunciamiento militar.