Autor

Antonio Araníbar Quiroga

Publicaciones

Publicaciones de Antonio Araníbar Quiroga

Foco
Nueva Sociedad NUSO 190 Marzo - Abril 2004

Memoria corta de un antiguo diferendo

El artículo analiza desde distintas perspectivas el diferendo chileno-boliviano. Por un lado, en los años 90 Chile asumió una novedosa política de interrelación económica y de solución de diferencias con sus vecinos, según premisas de política exterior pragmáticas que no se mantuvieron para el caso de Bolivia. Por el otro, sucesivos gobiernos bolivianos privilegiaron la densidad de las relaciones económicas como forma de asegurar un posterior acceso soberano al mar. Las potencialidades del gas, así como la inflexibilidad chilena respecto al tema, sugerían que era el camino adecuado. Pero el error fue no prever la reacción de la población. Ahora ambos gobiernos, incluso el peruano, deben enfrentarse a opiniones públicas sensibilizadas y a un diferendo desde hace tiempo regionalizado.

Tema central
Nueva Sociedad NUSO 66 Mayo - Junio 1983

Marx, el Colonialismo y la Liberación Nacional

Actualmente está en marcha una campaña internacional por parte de voceros o ideólogos del conservatismo o de la derecha, contra el llamado "tercermundismo". Esos ideólogos tratan de demostrar: - Que la teoría de la dominación-dependencia, o de la contradicción centros-periferias, no se justifica, ya que el subdesarrollo de la periferia y el avance de los centros se deberían única y exclusivamente a la naturaleza interna de sus respectivas sociedades: inmovilismo precapitalista en un caso, y dinamismo burgués-liberal en el otro. - Que el tercermundismo sería una mera variante "demagógica" del marxismo dogmático y del bloque soviético. - Que el propio Marx, lejos de compartir las ideas tercermundistas de sus epígonos, habría sido un defensor de la expansión capitalista europea y del papel civilizador de la burguesía occidental. Con respecto a los dos primeros puntos, queremos limitarnos a expresar nuestro desacuerdo sin entrar en una refutación detallada.

Artículo
Nueva Sociedad NUSO 54 Mayo - Junio 1981

Marx y Engels, socialistas democráticos

El término \"marxismo\" ha sido monopolizado por los comunistas y demás representantes de la corriente leninista. El mundo burgués, por su parte, deseoso de desprestigiar a todo tipo de socialismo, asimilándolo al autoritarismo neo-stalinista, apoya encantado la noción de que el sistema soviético, o el chino, junto con sus admiradores o seguidores, representaría el único marxismo \"real\" y \"posible\". Neo-stalinistas y conservadores coinciden en el afán de pretender que Lenin, Stalin, Mao, Enver Hoxha y Breznev serían los más \"legítimos\" continuadores de la obra de Marx y Engels.

Artículo
Nueva Sociedad NUSO 44 Septiembre - Octubre 1979

Vigencia del marxismo: perspectiva socialista democrática

Uno de los empeños más constantes de las clases dominantes es el de tratar de demostrar que el marxismo - la más influyente y vigorosa expresión teórica del movimiento obrero internacional sería una doctrina vinculada al totalitarismo y a la violación de los derechos humanos, aparte de ser una interpretación \"errónea\" de los fenómenos económicos y sociales contemporáneos. Nosotros defenderemos, en forma esquemática, la tesis de que el marxismo tiene vigencia como método de análisis social y como guía general para la acción liberadora de clases explotadas y pueblos oprimidos. Esa vigencia depende, empero, de que el marxismo supere algunas de sus actuales expresiones deformadas, dogmáticas y cerradas. Hay que volver a las fuentes primeras. Como los reformadores enfrentados al catolicismo dogmatizado de la época de la Inquisición, opinamos que es de valor incalculable la lectura siempre nueva y fresca de las escrituras originales, para aplicarlas a la solución de problemas de nuestra propia realidad existencial.

Artículo
Nueva Sociedad NUSO 31-32 Julio - Octubre 1977

Carter, los derechos humanos y la América Latina

1) El Ascenso de Jimmy Carter La elección del señor Jimmy Carter a la presidencia de los Estados Unidos fue producto de la convergencia de corrientes e intereses diversos. Hubo decisión en su favor por parte de sectores encumbrados e influyentes del "establishment" industrial y financiero, sobre todo aquellos vinculados a empresas transnacionales de actitud "sofisticada" y "liberal". Parece ser que los promotores del "trilateralismo" que busca la coordinación de los intereses capitalistas de Norteamérica, de Europa Occidental y del Japón, miraron con particular favor a Carter. El moralismo del candidato demócrata les pareció útil como factor ideológico aglutinante de una amplia alianza del "mundo libre".

Artículo
Nueva Sociedad NUSO 25 Julio - Agosto 1976

Los Derechos Humanos en la Propia Casa del Gral. Pinochet. Sexta Asamblea de la O.E.A.

La Organización de los Estados Americanos celebró el sexto período de sesiones de su Asamblea General en Santiago de Chile durante el pasado mes de junio de 1976. La reunión provocó reacciones adversas por parte de sectores democráticos y progresistas del Hemisferio por el hecho de realizarse bajo la égida del gobierno más represivo y fascistoide de América. Se estimó, en el seno de dichos sectores, que constituía una sangrienta burla a los principios de la Carta el deliberar sobre el tema de los Derechos Humanos en la propia casa del general Augusto Pinochet. Por tal motivo, el gobierno de México decidió abstenerse de participar en el evento. Otros regímenes de tipo reformista, tales como el venezolano, resolvieron asistir y \"llevar la pelea por los Derechos Humanos\" a donde más se los vulneraba, a fin de colocar \"en el banquillo de los acusados\" a los dictadores y fascistas.

Artículo
Nueva Sociedad NUSO 3 Noviembre - Diciembre 1972

Democracia representativa y transformación social en América Latina

El objeto de este trabajo es el de enfocar las relaciones entre la democracia representativa formal y los movimientos de transformación social en América Latina. El término \"transformación social\" se utiliza en este trabajo para designar todos los esfuerzos encaminados a disminuir, rápida o paulatinamente, la dependencia latinoamericana frente a Norteamérica, y a lograr una mayor justicia social y económica en nuestros países, mediante la utilización de instrumentos políticos. Nuestro empleo del concepto genérico de \"transformación\" no persigue la intención de borrar o encubrir la diferencia cada vez más marcada que existe entre las corrientes reformistas y las revolucionarias o radicales, sino simplemente el de designar de manera global una serie de tendencias renovadoras o seudorenovadoras, orientadas a superar la sociedad oligárquica y dependiente tradicional y a establecer una sociedad nueva, de tipo socialista o de tipo capitalista-reformado.