Autor

Alberto Bastías

Publicaciones

Publicaciones de Alberto Bastías

Análisis
Nueva Sociedad NUSO 82 Marzo - Abril 1986

La rebeldía primitiva de los hambrientos

Una rebeldía inédita permea las sociedades que el capitalismo retrasado latinoamericano ha modelado durante las últimas décadas. Es la expresión de un conflicto social de nuevo tipo, donde los protagonistas ya no son sólo los trabajadores fabriles sino los marginados, y su escenario ya no es sólo la industria sino la calle y la población. Ese conflicto social que los analistas han comparado con la \"rebeldía primitiva\" son los brotes espontáneos de cólera de quienes sufren una pobreza de nuevo tipo, una pobreza que las sociedades latinoamericanas que supieron de la industrialización sustitutiva, del llamado \"Estado benefactor\" y de la reforma agraria, no alcanzaron a conocer. Una pobreza donde quienes la sufren, viven la utopía cotidiana de comer al menos una vez al día. El cinturón de pobreza que cubre la periferia de las grandes urbes de la región se erige hoy como una de las precondiciones que requiere el capitalismo en esta parte del mundo para expandirse y modernizarse. Es un \"capitalismo suicida\" como lo han llamado los profetas de catástrofes sociales, sorprendidos por esta explosión de rebeldía irreverente que provoca en los pobres urbanos su exclusión social de la economía y la cultura.

Tema central
Nueva Sociedad NUSO 70 Enero - Febrero 1984

El movimiento sindical en el estado autoritario. La experiencia chilena

El régimen militar que se instauró en 1973 en Chile canceló, como se sabe, las tendencias de desarrollo de la sociedad precedente. En lo económico, una nueva estrategia de desarrollo que condenaba el industrialismo protegido y privilegiaba aquellas actividades económicas en las que el país tenía ventajas comparativas para una concurrencia fácil al mercado mundial, ponía ante todo la exigencia de abaratar el costo del trabajo. En lo político, el quiebre de las formas democráticas que significó el golpe de Estado, no tenía como objetivo el cambio de gobierno, sino la gestación de un nuevo orden político que excluyera de los centros de decisión a los sectores cuya demanda estaba poniendo en peligro algunos parámetros de identidad de la sociedad. El autoritarismo político era necesario, a su vez, si se quería que fueran los trabajadores quienes soportaran los mayores costos de la nueva estrategia de acumulación.