Tema central

Recetas para sobrevivir a las exigencias del neocapitalismo. (O de cómo la autoayuda se volvió parte de nuestro sentido común)

La presencia de la autoayuda es un fenómeno peculiar de nuestro tiempo que tiene una genealogía extensa. Su configuración actual recoge las modulaciones de su historia y se articula con condiciones sociales y políticas que ponen el acento en las capacidades del sujeto. Este, que debe sostenerse con sus propios recursos, echa mano de una cultura terapéutica que lo invita a autocomprenderse, autodiagnosticarse y superar por sí mismo sus malestares. Los intelectuales no están fuera de la autoayuda; si muchos apelan a ella como consumidores, otros prestanservicios en tanto autores: periodistas reconocidos, ensayistas, psicólogos, sociólogos, filósofos, encuentran así un camino exitoso y rentable.

Recetas para sobrevivir a las exigencias del neocapitalismo. (O de cómo la autoayuda se volvió parte de nuestro sentido común)

La presencia ubicua de la autoayuda en las sociedades contemporáneas es un fenómeno cuantitativa y cualitativamente significativo, que sigue siendo inquietante aunque ya no resulte demasiado llamativo: su circulación masiva es evidente desde hace más de diez años. ¿Por qué reflexionar sobre este fenómeno? ¿Vale la pena revisar el tema más a fondo? ¿Podría tratarse de algo más que un suceso de ventas? ¿Hasta dónde la autoayuda está imbricada en las ideas de nuestra época? ¿Qué condiciones alientan su difusión? ¿Es un fenómeno pasajero, una moda más? ¿Qué revela su presencia? Según lo pensaba el lingüista ruso Mijail Bajtín1, al examinar los géneros discursivos preponderantes en cada época accedemos a la comprensión de su tonalidad emotiva. Para Bajtín y los estudiosos que formaron parte de su círculo2, la predominancia de ciertos géneros literarios en un determinado momento histórico permite captar la singularidad de este. El lenguaje y sus variaciones son lugares de acceso privilegiados a las transformaciones de la historia social. Propongo, entonces, un examen más detenido del discurso de la autoayuda, su genealogía, sus condiciones de emergencia y expansión, como una puerta de acceso a la comprensión del presente.

El espacio de la autoayuda

Los libros de autoayuda son parte de una clasificación poco nítida: «generalidades», «libros prácticos», «psicología», «filosofía»... El espacio discursivo de la autoayuda es más amplio que la delimitación estricta del género, el cual, por otra parte, existe como tal solo en términos teóricos3. En la práctica cotidiana, la clasificación es mucho más laxa. Así, por ejemplo, libros de management, novelas alegóricas (como las de Paulo Coelho), manuales para padres y libros de meditación pueden encontrarse en un mismo anaquel rotulado «autoayuda», aunque no lo sean estrictamente. La clasificación espontánea no está, sin embargo, desencaminada, puesto que reconoce en esta variedad de libros una misma retórica que podemos llamar el «espacio de la autoayuda», concibiéndolo de manera general como aquel que ofrece alternativas para la resolución de problemas, ya sea que lo haga de manera directa o como una sugerencia inspirada difusamente.

Hasta 2012, podían reconocerse uno, dos y hasta tres libros del espacio amplio de la autoayuda entre los diez más vendidos en los países latinoamericanos. Argentina4, México5 y Colombia6, destacados por la dimensión de su mercado editorial, sirven de ejemplo. Aunque en Argentina no haya todavía información sobre los más vendidos de 2012, comparando los rankings mensuales de 2012 con el de 2011, resulta probable que entre los diez más vendidos del año se encuentre al menos uno de Gabriel Rolón, Encuentros, publicado por editorial Planeta (Los padecientes, del mismo autor, integraba el ranking de los más vendidos de 2011) y al menos uno de los best-sellers de Pilar Sordo: Bienvenido dolor o Lecciones de seducción, ambos publicados por Planeta en 2012.

En el caso de México, los diez libros más vendidos por la cadena Gandhi en 2012 incluyen dos libros vinculados a la autoayuda: el manual para padres ¡Renuncio!, de Yordi Rosado (Aguilar, 2012) y El manuscrito encontrado de Accra, de Paulo Coelho (Planeta, 2012). Entre los libros electrónicos figuran tres títulos más: Generación de modelos de negocios, de Yves Pigneur (Deusto, 2011); Pequeño cerdo capitalista. Finanzas personales para hippies, yuppies y bohemios, de Sofía Macías (Aguilar, 2012) y ¡Me vale madres! Y otros mantras mexicanos para la liberación del espíritu, de Prem Dayal (Grijalbo, 2012). Sobre un total de 20 libros, la presencia del género de la autoayuda equivale a 25%.

En Colombia, la información disponible no está tan actualizada. Pero la lista de libros más vendidos de 2010 incluye en el quinto lugar Las valquirias, de Paulo Coelho (Random House); en el séptimo, Desintoxícate, de Santiago Rojas (Norma), y en el octavo Terapia Gerson, cura contra el cáncer, de Gerson/Bishop (Alan Furmansky). Entre los más vendidos de 2011 figuran ¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena?, de Iván Gutiérrez (Planeta) y en 2012 aparecen como destacados El toque de Midas, de Donald Trump y Robert Kiyosaki (Aguilar) e Increíblemente simple, de Ken Segall (Gestión 2000).

Estas referencias tienen un valor simplemente indicativo. La autoayuda no se refiere solo a un repertorio de libros, sino a un conjunto de prácticas y de ideas que circulan socialmente y que son celebradas por los medios masivos. Ni las ideas, ni las prácticas, ni el tipo de libros que denominamos «de autoayuda» son nuevos. Lo que llama la atención es su pregnancia en la contemporaneidad, su capacidad de atravesar fronteras, de ser adoptados por distintos sectores sociales y en diversas culturas nacionales. Su imbricación con el pensamiento de nuestro tiempo es tal que muchas de sus postulaciones y matrices de comprensión del mundo han sido absorbidas por el sentido común sin dejar huellas de su origen.

Propongo algunos vectores centrales para reflexionar sobre este fenómeno:

- El crecimiento del discurso de la autoayuda es un proceso transnacional cuya expansión coincide con la escalada mundial del capitalismo global. Aunque como género literario tiene una historia de alrededor de 80 años, su expansión obedece a cambios socioculturales recientes. - Abandonando la materia escrita, se ha convertido en una matriz de reorientación de la vida que actúa especialmente en los momentos de crisis. Constituye un conjunto heterogéneo de ideas que abonan el sentido común epocal y modela las actitudes, disposiciones y expectativas de grandes colectivos sociales.- Sus principios y nociones fundamentales surgen tanto de la vulgarización del conocimiento experto de las ciencias sociales y humanas y del psicoanálisis, como del ideario de los movimientos contraculturales de los años 60.- Vaciada de todo contenido impugnador, la autoayuda es una clave fundamental para un sistema social y laboral que reposa en la capacidad de resiliencia de los sujetos y su readecuación a sus cambiantes exigencias.

  • 1. M. Bajtin: Estética de la creación verbal, Siglo xxi, México, df, 1982.
  • 2. Valentin Voloshinov: El marxismo y la filosofía del lenguaje, Alianza, Madrid, 1992.
  • 3. La autoayuda es un género de la cultura masiva que ofrece una técnica para la resolución de problemas. En ella hay una promesa condicionada: si el lector sigue el camino prefigurado, conseguirá bienestar en su vida. La autoayuda trata la dimensión subjetiva como fundamento de un cambio vital individual, orientado a una finalidad específica: superar el dolor, la angustia, influir en las personas, desarrollar ciertas capacidades, liderar grupos humanos, etc. En relación con la composición, los textos se estructuran, en general, en torno de la presentación de un problema. Es habitual que se exponga el tema utilizando ejemplos y testimonios. A este relato le sigue una tipificación, que nomina la situación descripta bajo una categoría o tipo particular. El caso individual deja de ser único para representar un conjunto de situaciones similares y alcanzar niveles de mayor generalidad. De esto se derivan ulteriormente prescripciones de cierta universalidad, que proponen soluciones a modo de recetas o simples pasos a seguir. Los textos explicitan un discurso socialmente legítimo con el cual las técnicas de autoayuda propuestas justifican su eficacia. Este discurso legitimador puede ser de distinto tenor, puede fundarse en la ciencia o en la casuística o en creencias de una religiosidad laxa.
  • 4. V. Universia – Divérsica, www.diversica.com/cultura/archivos/ranking-de-libros/. Las referencias de 2011 provienen de Darío Silva D’Andrea: «Quiénes son los autores que más libros venden en 2011» en Fortuna Web, 12/9/2011, http://fortunaweb.com.ar/2011-09-12-64640-quienes-son-los-autores-que-mas-libros-venden-en-2011/.
  • 5. «Los 10 libros más vendidos en México: librería Gandhi» en Aristegui Noticias, 24/12/2012, http://aristeguinoticias.com/2412/kiosko/los-10-libros-mas-vendidos-en-mexico-librerias-gandhi/; sobre libros electrónicos: librería Gandhi, http://digital.gandhi.com.mx/index.php?route=product/listing/BestSeller.
  • 6. «Los 10 libros más vendidos del año en Colombia» en El Tiempo, 18/12/2010, www.eltiempo.com/entretenimiento/libros/articulo-web-new_nota_interior-8628624.html.