Tema central

Percepciones antichinas en las comunidades virtuales latinoamericanas

La acelerada expansión de la presencia china en América Latina ha forzado a las dos partes a hacerse una rápida idea del «otro». Si bien encuestas de opinión pública indican que América Latina percibe favorablemente el auge de la República Popular China, este encuentro ha generado una reconstitución de las identidades, lo que deriva en imaginarios basados tanto en experiencias previas como en prejuicios. Para explorar en detalle la construcción de estas percepciones, con un enfoque en las opiniones negativas, este artículo estudia los comentarios frente a noticias sobre China que fueron compartidos en las redes sociales de periódicos de cinco países latinoamericanos.

Percepciones antichinas en las comunidades virtuales latinoamericanas

El 6 de febrero de 2015, durante una visita a Beijing, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner fue anfitriona de un evento ideado para atraer empresas e inversiones chinas a Argentina. Para celebrar el éxito de la reunión, publicó comentarios en Twitter para sus entonces 3,53 millones de seguidores, destacando la cantidad de empresarios chinos que habían participado. Sin embargo, en la parte final de su mensaje, Fernández se burló del acento chino cambiando las «r» por «l»: «¿Serán todos de ‘La Cámpola’1 y vinieron solo por el aloz y el petlóleo?». El comentario estaba dirigido a la oposición argentina, exaltando el éxito de la visita. Y aunque el gobierno chino no hizo comentarios sobre el tuit de la presidenta argentina, internautas chinos y muchos otros consideraron la broma insultante y racista, lo que desencadenó reacciones en las redes sociales chinas y latinoamericanas.

Los canales de los medios sociales pueden abrir una ventana a una multiplicidad de puntos de vista expresados por individuos. Twitter, Facebook y muchos otros medios nos permiten estudiar las expresiones espontáneas de opinión compartidas públicamente por los individuos; mediante la utilización de estas herramientas, la gente común puede comentar sobre acontecimientos locales y mundiales, llegando a una audiencia global. La atención que se les presta a estos actores ha adquirido más matices, ya que el análisis de los distintos aspectos del «poder blando» ha venido captando cada vez más el interés de los expertos.

Solo recientemente los estudios sobre las relaciones sino-latinoamericanas comenzaron a examinar en detalle la amplia variedad de actores que dan forma a estas interacciones. Estos actores son parte de procesos globalizados y a menudo de alta complejidad, y constituyen diversos grupos de intereses que representan una amplia gama de perspectivas. Hay un consenso creciente acerca de que los medios sociales de comunicación pueden abrir una ventana a una multiplicidad de puntos de vista individuales. El acceso a estos discursos ha abierto nuevas oportunidades para el análisis político, porque podemos monitorearlos directamente y examinar su contenido en formas nuevas e interactivas2.

En este contexto, llevamos adelante un estudio sobre las opiniones de usuarios de Facebook en respuesta a los artículos periodísticos sobre China publicados por ocho diarios líderes de Argentina (La Nación), Chile (El Mercurio y La Tercera), Colombia (El Espectador y El Tiempo), México (El Universal) y Perú (El Comercio y La República). Captamos 1.367 comentarios suscitados por 65 noticias publicadas entre enero de 2013 y septiembre de 20143. Nuestro objetivo primordial es entender mejor los conceptos que estructuran las visiones negativas sobre China y reconstruir los discursos antichinos que circulan en América Latina en la actualidad. Las expresiones online nos permiten explorar los puntos de vista populares en más detalle de lo que sería posible a través de encuestas de opinión pública, ya que los comentarios se expresan libremente en respuesta a noticias sobre acontecimientos reales y reflejan el conocimiento y las percepciones de los individuos sobre temas globales. Las preguntas que orientan este proyecto son: ¿cómo se enmarcan las opiniones negativas sobre China en los comentarios online?, ¿revelan sesgos y prejuicios?, ¿cómo se reflejan los temas latinoamericanos en el espejo chino?

Si bien las personas que hacen comentarios online pueden no estar muy conectadas con China, sin duda sus opiniones contribuyen a crear una imagen sobre el país y sus ciudadanos que es replicada, recreada y circulada de innumerables maneras. En consecuencia, estas visiones son una parte inherente del análisis sobre los actores de las relaciones entre China y América Latina.

Pero en este tipo de estudio existen algunas limitaciones. Por ejemplo, la investigación no está basada en muestras de población tomadas al azar; es decir que no es posible leer las conclusiones como si reflejaran actitudes públicas de una manera completamente representativa. Los actores se autoseleccionan y tienden a representar un sector social en particular. Sin embargo, las comunidades online son una fuente de discursos diversos, espontáneos y sin restricciones. Ofrecen perspectivas contradictorias y discursos que expresan tendencias dominantes en la sociedad. El discurso de los usuarios de internet que hacen comentarios online puede ofrecer información nueva y esclarecedora sobre la relación en desarrollo entre China y América Latina.

Perspectivas sobre la creciente presencia china en América Latina

El desarrollo de la relación entre China y América Latina en el siglo xxi puede enfocarse como un proceso dinámico en el cual China ha perseguido una política global de «salida al mundo» (zou chuqu). El «desembarco» chino en la región ha resultado en una presencia creciente en los ámbitos económico, político y social. Tal como en los «desembarcos» anteriores, la reciente expansión de la presencia de China en América Latina está modelando la identidad de quienes llegan y de quienes ya viven en la región. Estos encuentros generan un conjunto de experiencias que también dan forma a las percepciones mutuas. Las actividades de China han evocado un espectro de sensibilidades locales en sectores diversos. Este proceso modela las percepciones sobre el país asiático y sus habitantes4.

Encuestas de opinión pública como el Barómetro de las Américas, llevada a cabo por el Proyecto de Opinión Pública de América Latina (lapop, por sus siglas en inglés) de la Universidad Vanderbilt, han mostrado que el público latinoamericano reaccionó favorablemente al desembarco de China. Se pidió a los participantes que nombraran los países más influyentes tanto en el nivel nacional como en el regional. En el nivel regional, tanto en 2012 como en 2014, Estados Unidos lideraba las encuestas y China era la segunda opción. Es más, 64% de los participantes consideraba positiva la influencia de China en sus países. Sin embargo, esta cálida recepción no constituía un respaldo al modelo chino de desarrollo. En la encuesta de 2014, los modelos de eeuu y Japón fueron favorecidos por 54% de los encuestados y China ocupó el tercer puesto con 16%. Los latinoamericanos expresaron así su preferencia por un modelo que combina una economía de mercado y una democracia liberal.

  • 1.

    Ariel C. Armony: dirige los programas internacionales y el Centro de Estudios Internacionales de la Universidad de Pittsburgh y es profesor de la Escuela de Posgrado de Administración Pública e Internacional en la misma institución.Nicolás Velásquez: es estudiante de doctorado en Estudios Internacionales en la Universidad de Miami.Palabras claves: comunidades virtuales, invasión, percepciones antichinas, América Latina, China.Nota: traducción del inglés de María Alejandra Cucchi.. La Cámpora es la agrupación juvenil oficialista; su nombre hace referencia a Héctor J. Cámpora, presidente durante 49 días en 1973 y símbolo del peronismo de izquierda [N. del E.].

  • 2.

    Ver Simon Shen: «Online Chinese Perceptions of Latin America: How They Differ from the Official View» en The China Quarterly vol. 209, 2012.

  • 3.

    La totalidad de los comentarios está disponible online en https://github.com/nicvel/fb-latam-prc.

  • 4.

    A.C. Armony y Julia C. Strauss: «From Going Out (zou chuqu) to Arriving In (desembarco): Constructing a New Field of Inquiry in China-Latin America Interactions» en The China Quarterly vol. 209, 2012.