Tema central

El futuro de la polarización global

En lugar de justificar la progresiva globalización, la crisis actual deja al descubierto su extrema vulnerabilidad. La erosión del viejo sistema global no es capaz de preparar su propia sucesión y sólo puede conducir al caos. Mientras tanto, las fuerzas dominantes despliegan sus actividades en el marco de estas limitaciones, en un esfuerzo por maniobrar a fin de lograr ganancias a corto plazo, con lo que agravan la crisis. Una respuesta humanista al desafío que plantea la globalización inaugurada por la expansión capitalista puede ser idealista, pero nunca es utópica. Más bien constituye el único proyecto realista posible.

Julio - Agosto 1994
El futuro de la polarización global